viernes 19 de octubre del 2018

   

Ahora

Los subtes que compró Macri serán convertidos en chatarra

 

El presidente de Sbase, Eduardo de Montmollin, finalmente admitió que las tres formaciones de la línea B compradas al Metro de Madrid contenían asbesto y ordenaron que los vagones sean convertidos en chatarra.

Mauricio Macri los había adquirido en 2011, en una compra directa por cuatro millones de euros, a pesar de que ya se sabía que tendrían una vida útil de apenas 10 años.

Según los trabajadores del subte, el propio manual de los vagones aclaraba que tenían amianto, pero el Gobierno de la Ciudad los sacó de circulación recién tras la muerte de dos empleados del Metro de Madrid por estar en contacto con el material cancerígeno.

“Estamos retirándolos de la B para llevarlos a Magaldi. Hemos contratado, con intervención de la Agencia de Protección Ambiental, a una empresa autorizada para que hagan la disposición final de los componentes con amianto”, dijo en una entrevista con el sitio especializado EnElSubte.

Y adelantó: “A los coches se los chatarreará”.

La polémica por el asbesto comenzó tras la denuncia en los medios de España sobre la presencia de ese material en el Metro de Madrid. Se trataba de los mismos coches que en Buenos Aires circulan en la Línea B.

Los CAF 5000 habían sido comprados en 2011 por Macri, quien era todavía Jefe de Gobierno porteño, por más de cuatro millones de euros. Eran unidades de los años setenta que ya tenían problemas técnicos serios, sobre todo en los frenos.

Ahora, la confirmación de la presencia de asbesto y el peligro que ello implica para trabajadores y pasajeros terminaron de sellar su suerte.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter