sábado 16 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Luz verde a los radicales que buscan colgarse de otras listas

 

El titular de la UCR y precandidato presidencial Ernesto Sanz se reunió con representantes de los rebeldes, quienes lograron imponer buena parte de sus reclamos, como el respeto a los acuerdos electorales “preexistentes” en las provincias y la inclusión de ese sector en las negociaciones con el PRO.

Se trató del primer encuentro del jefe radical con los rebeldes, luego de que la Convención Nacional de Gualeguaychú sellara la alianza acotada con el PRO y la Coalición Cívica-ARI, de la que Sanz fue su principal impulsor.

Durante las más de tres horas que duró la reunión en la sede del Comité Nacional, el titular del partido debió escuchar los reclamos de los representantes del sector: los senadores Gerardo Morales (Jujuy) y Angel Rozas (Chaco), y los diputados Ricardo Alfonsín (Buenos Aires) y Julio Cobos (Mendoza), quienes además ofrecieron un panorama pormenorizado de la realidad electoral en los distritos.

Tras el encuentro, del que también participaron, Agustín Portela, vicepresidente del partido, y Walter Ceballos, secretario de Formación Política, los dirigentes dieron a conocer ante la prensa un documento breve de tres puntos en los que se marcó las líneas de acción del partido ante el año electoral.

El punto central del escrito establece la convocatoria a la Mesa del Comité Nacional para “cumplimentar la resolución votada en la Convención de Gualeguaychú, integrando todas las expresiones partidarias de la UCR en la construcción de acuerdos programáticos y políticos”, algo que los rebeldes se anotaron como una victoria.

De esta manera, el sector logró formar parte de las negociaciones con el PRO, que hasta ahora llevaban adelante los sanzistas, Facundo Suárez Lastra, Federico Storani y Walter Ceballos.

Para ello y bajo el paraguas de la mesa del Comité Nacional, funcionarán dos comisiones: una programática, que se encargará de elaborar un pliego de acciones parlamentarias de la UCR; y otra política, que se ocupará de la conformación de las listas a legisladores nacionales y de la articular entre el Comité Nacional y las provincias la conformación de los armados
provinciales, dos cuestiones centrales en las conversaciones con el PRO.

El bloque opositor ya eligió a Rozas como uno de sus tres representantes en la comisión política, mientras desde el sanzismo no descartaban que la trilogía, Suárez Lastra-Storani-Ceballos siga en la mesa de negociaciones.

Aunque no quedó escrito en el documento, Sanz aseguró que se “respetarán los acuerdos (electorales) preexistentes” en los distritos, como una forma de conformar a candidatos a gobernadores como el propio Morales, que reclamaban al partido “libertad de acción” para conformar sus propios armados en los distritos, con la inclusión de otras fuerzas, como el Frente renovador de Sergio Massa.

“El radicalismo está unido y fortalecido para competir en todo el territorio nacional”, dijo Sanz en un intento por bajarle el tono a la disputa interna desatada tras el cónclave de Gualeguaychú.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter