martes 26 de septiembre del 2017

   

Ahora

Macri atacó a Vanoli y Gils Carbó y levantó pedidos de empresarios en el Hotel Alvear

 

@aleberco

El candidato presidencial por el frente Cambiemos, Mauricio Macri, endulzó los oídos de cerca de 400 empresarios y dirigentes políticos de la oposición al exponer en un almuerzo organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) en el Hotel Alvear.

Macri estuvo acompañado por con una larga comitiva que incluyó al secretario de Transporte Guillermo Dietrich y al ministro porteño Francisco Cabrera: ambos tuvieron como tarea recorrer las mesas del salón para recoger saludos y pedidos de los empresarios.

Entre los políticos, dijeron presente el histórico cacique radical Enrique “Coti” Nosiglia y Emiliano Yacobitti, secretario de Hacienda de la UBA involucrado en el escándalo por severas irregularidades en la Facultad de Ciencias Económicas y el Hospital de Clínicas.

El radical Oscar Aguad siguió también atentamente las palabras de Macri y sorprendió la ausencia de Ernesto Sanz.

En la mesa con Macri se encuentraron el banquero Jorge Brito, el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere; el de la Cámara de Comercio, Carlos de la Vega; el de Unión Industrial, Héctor Méndez, el de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, y el presidente de la Corporación América, Eduardo Eurnekian, anfitrión del foro Cicyp.

En un tramo de su discurso, atacó al presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, y a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

“Espero que algunos funcionarios tengan la dignidad de renunciar, como Alejandro Vanoli, presidente del Banco Central, que no reúne los requisitos de idoneidad necesaria, es un militante”, lanzó Macri. Y luego agregó: “Lo mismo que la Procuradora”, en referencia a Alejandra Gils Carbó.

“Si no renuncian, espero que la sociedad ejerza presión y de lo contrario, recurriremos a los instrumentos del Congreso” de la Nación.

En diálogo con los medios presentes en el almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción -que tuvo lugar en el Hotel Alvear-, el líder del PRO se refirió a su decepción con la performance electoral en el NOA y NEA en las primarias, al señalar que los dirigentes de su frente electoral en el NOA y NEA “sienten que el trabajo estuvo mal” en la fiscalización del domingo pasado.

“(Radicales y macristas) sienten que en Tucumán el trabajo estuvo mal, y también en otras provincias, y que eso se va a revertir en octubre, que no hubo fiscalización suficiente me dijeron”, expresó.

Consultado por el posible debate con sus rivales presidenciales, respondió: “Yo quiero debatir, pónganse de acuerdo dónde y yo voy”.

Previamente, durante su discurso ante los empresarios señaló que un gabinete suyo se va a “armar en equipo con los mejores de los tres partidos” del frente Cambiemos (PRO, UCR y CC) y agradeció el “aporte a la institucionalidad del país” dado por sus socios políticos.