jueves 22 de abril del 2021

   

Ahora

Vacunación privatizada: Macri defendió la vacunación de CABA que deja afuera a PAMI

 

El expresidente Mauricio Macri salió a defender el plan de vacunación de Horacio Rodríguez Larreta que deja afuera a PAMI, la obra social de referencia de las personas mayores. El jefe de gobierno porteño no convocó a la cartera que dirige Luana Volnovich y desligó el operativo de inmunización contra el COVID-19 para las jubiladas y los jubilados en un puñado de prepagas elegidas a dedo por la Ciudad.

“Quiero manifestar mi apoyo a Horacio y al plan de vacunación del Gobierno de la Ciudad, que es transparente, justo y equitativo. Todo lo contrario de los casos de avivadas y favoritismo que vimos en estos días”, escribió el ex mandatario en su cuenta de Twitter. “Estoy seguro de que la injusta denuncia a la Ciudad al final va a servir para demostrar las diferencias entre los vacunatorios VIP perpetrados por el ministerio de salud de la Nación y la organización equitativa, neutral y efectiva que está haciendo el gobierno de la Ciudad”, cerró.

Macri omitió que el gobernador Gerardo Morales, un dirigente de su espacio político, reconoció que en Jujuy hay listas de vacunados vip. “Ha habido algunas clínicas privadas que faltó que pongan hasta el perro y el gato para que se vacunen y han pasado las listas”, admitió Morales.

Volnovich desmintió al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, respecto de que el reparto de dosis de vacunas contra la Covid-19 a empresas de medicina prepaga y obras sociales fue por adhesión voluntaria tras una convocatoria del gobierno de la Ciudad. “Solo en CABA tiene más de 100 mil afiliados y afiliadas mayores de 80 años y 300 mil mayores de 70 años. Nunca fuimos convocados para vacunar como informó el gobierno porteño”, advirtió la funcionaria.

«Si la decisión de la Ciudad es para descentralizar el plan de vacunación o porque no cuenta con capacidad para llevar adelante el plan de vacunación, el PAMI pone su red a disposición del gobierno de la Ciudad”, aseguró.

Con esas declaraciones, Volnovich salió al cruce de las declaraciones del ministro de Quirós, quien este miércoles por la mañana había dicho que el gobierno de la ciudad “abrió la posibilidad a las prepagas y las obras sociales de participar en la campaña de vacunación”.

En ese marco, Volnovich confesó que desde el organismo están “preocupados por el dispositivo de vacunación en la Ciudad” e insistió en que la obra social de los jubilados está a disposición para trabajar con el gobierno porteño. “La privatización de la vacuna habla de una concepción política y genera una falta de equidad en la distribución”, apuntó.

“Le pido encarecidamente al gobierno de la Ciudad que no se olvide de las afiliadas y de los afiliados de PAMI, que son los más vulnerables”, agregó.

La titular de PAMI ejemplificó el trabajo que vienen realizando con la provincia de Buenos Aires y en otros puntos del país, donde se estableció una logística para ir a buscar a los domicilios a los jubilados que no pueden ser acompañados a los centros de vacunación y cómo se instalaron gacebos y otras comodides en los puntos de atención, a diferencia de las imágenes que se vieron el Ciudad de Buenos Aires. “Tenemos hospitales en Buenos Aires y en Rosario, Santa Fe, y en Ciudad de Buenos Aires. En Capital el porcentaje de personal de salud vacunado no supera el 30 por ciento, cuando en las otras provincias está entre el 60 y 80 por ciento”.

El jefe de Gobierno porteño y su ministro de Salud fueron imputados por la presunta “privatización” de la vacunación contra el coronavirus en el distrito, luego de que se suscribieran convenios para entregar dosis a algunas obras sociales y empresas de medicina prepaga para uso exclusivo de sus afiliados.

Una de las denuncias había sido presentada por la abogada Natalia Salvo, en su condición de vecina y ciudadana expuesta a contraer Covid, quien pidió ser tenida como parte querellante.

Salvo apuntó a la supuesta firma de convenios entre el gobierno de la Ciudad e instituciones privadas, en las cuales delegó parte del plan de vacunación contra el coronavirus “otorgando privilegios a dichas instituciones y sus socios por encima del resto de la población”.

La denunciante había señalado que “esta práctica para facilitar vacunaciones de privilegio y la ausencia de información y/o documentación que permita determinar la trazabilidad de las vacunas, en el marco de la mayor pandemia que recuerde nuestra Ciudad, resultarían constitutivos del delito previsto en el artículo 248 del Código Penal”.

El juez federal Ariel Lijo, a cargo de la causa, dispuso la realización de un procedimiento en las oficinas del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires con el objeto de determinar cómo se distribuyeron las dosis de la vacunas contra el coronavirus que recibió el distrito porteño.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter