miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Macri: “El mundo está diciendo que Argentina resolvió el default”

 

El presidente Mauricio Macri analizó hoy que a la Argentina “se le vuelve a dar una oportunidad de liderazgo” con gestos como la visita de su par estaounidense, Barack Obama, y resaltó la importancia de “generar confianza” luego de la “herencia recibida” a la que ejemplificó con un auto “sin motor, con las ruedas gastadas, que andaba con el envión”.

“La visita de Obama fue muy positiva porque el ciudadano común recibe la alegría de sentir que a la Argentina se le vuelve a dar una oportunidad para ocupar un lugar de liderazgo”, afirmó el Presidente en una entrevista de 50 minutos en Radio Mitre.

Macri evaluó que nuestro país “siempre ha sido un lugar desde donde construir cosas positivas y que trasmite un halo de crecimiento y liderazgo a la región; por eso, esta visita abre de nuevo esa posibilidad y genera orgullo”.

“Además, el presidente Obama fue muy elogioso de lo que hemos hecho en estos 100 días, tanto en privado como en público. Es un hombre que más allá de conducir Estados Unidos tiene un carisma muy importante y vi en los argentinos gran desesperación por demostrarle el afecto”, remarcó.

Para Macri fue “impresionante la cobertura periodística” de la visita de Obama “en todo el mundo” y fue como “prender una luz” global.

“En lo personal también la comunión de ideas con Obama ha sido increíble. Si uno revisa la campaña de él y la nuestra hay un eje muy importante vinculado a la cercanía con la gente”, analizó el jefe de Estado.

En el mismo sentido se refirió a “la comunión con los jóvenes en la Usina del Arte”, y confió que “quedó fascinado por la coordinación con nuestro equipo”.

“Cuando los argentinos nos proponemos trabajar coordinadamente lo hacemos muy bien, mostramos un gran profesionalismo y eso impacta muy bien, por más que sea un valor abstracto, que no se puede ver, pero que tiene que ver con la confianza. En estos meses estamos reconstruyendo esa confianza, si nos comprometemos a algo, lo vamos a hacer”, añadió.

“Por eso es muy importante también que el PJ haya acompañado con (Miguel Ángel) Pichetto, (José Luis) Gioja, (Sergio) Massa. Ellos (por los funcionarios norteamericanos) no solo querían dialogar y conversar con los que gobiernan hoy sino también con los que lo harán en el futuro”, dijo Macri.

En materia comercial dijo que se está trabajando con Estados Unidos, por ejemplo, en “productos agroindustriales” para que en “estos pocos meses que le quedan de gestión (a Obama) podamos tener resultados”.

Macri aseveró que esa corriente de inversión se sumará “a lo que viene de China que comenzó en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Ayer una oficina de crédito de Italia abrió lineas para que vengan a invertir acá, y eso es muy importante hasta que logremos bajar el riesgo país, que hoy es muy alto”.

“Los planetas se están alineando para venir a la Argentina y nosotros tenemos que bajar la inflación, el déficit fiscal. La inflación va contra del crecimiento pero fundamentalmente de los que menos tienen, la inflación es un impuesto perverso que cobra un mal gobierno”, consideró, tras remarcar que “para los que están en la pobreza, la exclusión, cada día duele, es un día de futuro que se pierde y una oportunidad que se cierra”.

“Lo bueno es que las expectativas ya juegan a favor de la Argentina porque el mundo dicen que el país resolvió el default, y esto genera soluciones más cerca. De nuestra parte estamos comprometidos y en los primeros tres meses mostramos progresos en la reducción del déficit, pero falta todavía una toma de conciencia más profunda de la gravedad de lo heredado”, indicó.

“Estamos en ese proceso, en algunos sectores veo más conciencia mientras que en otros veo más facilismo. Algo que ordena mucho esa discusión en el mundo económico, también los sindicatos, es entender que la estrella polar de un país es la productividad”, definió.

Macri argumentó que encontró la Argentina “como un auto que no tenía motor, las gomas gastadas pero que seguía andando con el envión, y que de afuera no se veía que el auto no andaba”.

“De afuera no sabían cómo salir de un cepo, por ejemplo, por eso creo que hemos ido haciendo cosas en este proceso de cambio cultural”, precisó, y agradeció también la “capacidad de apoyo y entendimiento recibido”.

Macri aseveró asimismo que él va “por el Plan A”, cuando le preguntaron si tenía un Plan B para gobernar; y agregó: “El camino es este, el de decir la verdad y establecer compromisos entre todos. El eje central es ese”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter