miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Macri eliminó por decreto la obligación de registrar los fondos destinados a la ex SIDE

El CELS y Memoria Activa expresaron su “preocupación” y enviaron una carta al jefe de Gabinete para reclamar explicaciones.
 

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y la asociación civil Memoria Activa expresaron su “preocupación” en una carta al jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, luego de darse a conocer que el gobierno de Mauricio Macri eliminó el lunes último la obligación de registrar los fondos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y el uso que se les da.

Esta decisión revirtió uno de los aspectos más relevantes de la reforma del sistema de inteligencia realizada en 2015 que, con 10 años de demora, comenzaba a cumplir con las obligaciones que el Estado había asumido con las víctimas del atentado a la AMIA mediante el decreto 812/05.

El argumento del Presidente con el decreto 656/2016 es “agilizar las instancias administrativas usuales de gestión” y derogó el “Régimen de Administración de Fondos de la AFI”, creado en julio de 2015 por el decreto 1311/15. Esta regulación establecía qué fondos debían tener estado público y cuáles debían permanecer reservados.

Según el CELS, la discrecionalidad y la opacidad con la que los servicios de inteligencia utilizaron los fondos y la falta de controles internos y externos explican gran parte de las maniobras que lograron ocultar la verdad de lo ocurrido en el atentado a la AMIA.

JEFE DE ESPÍAS. Gustavo Arribas es representantes de jugadores de fútbol. Macri lo puso al frente de la AFI.

JEFE DE ESPÍAS. Gustavo Arribas es representantes de jugadores de fútbol. Macri lo puso al frente de la AFI.

Por eso, en 2005, el Estado firmó con Memoria Activa, un acuerdo de solución amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos humanos donde se comprometió, entre otras cosas, a “transparentar el sistema de utilización de fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia” (decreto 812/2005).

Recién en enero de 2015, la reforma de la ley de inteligencia incluyó principios generales para transparentar el presupuesto de la AFI y lograr un mayor control del uso de los fondos reservados. En julio de 2015 el decreto reglamentario 1311/15 reguló los procedimientos administrativos necesarios para que todos los gastos de fondos reservados quedaran registrados.

“Por primera vez se estableció que el secreto no era la regla de la estructura administrativa y presupuestaria de la agencia de inteligencia central sino la excepción cuando determinadas cuestiones lo requirieran”, recordaron en un comunicado ambas instituciones.

La eliminación de este Registro hace imposible documentar buena parte de las tareas de inteligencia que se llevan adelante. Durante los diez meses que estuvo en vigencia, el sistema establecido por el decreto 1311/15 no se aplicó en todas las áreas de la AFI. Este nuevo decreto, en lugar de reforzar esa normativa y establecer reglas para que se adecuen las prácticas, la deroga “para agilizar la gestión”.

Al mismo tiempo, el decreto 656/2016 deroga el Régimen Profesional del Personal y la estructura orgánica y funcional y delega su nueva conformación en el director nacional de la AFI. El nuevo Estatuto profesional retoma el Régimen anterior a la reforma de la ley.

Así, el CELS argumenta que estas decisiones incumplen el compromiso asumido con las víctimas del atentado a la AMIA y su orientación implica que el sistema de inteligencia sostenga su capacidad de operar sin rendir cuentas. Si esta reforma se sostiene, el Poder Ejecutivo estará desandando un cambio normativo que podía condicionar las históricas prácticas discrecionales e irregulares de la agencia de inteligencia y volviendo a un esquema regulatorio que consolida el funcionamiento secreto que llevó a la crisis del sistema.

REVELAN QUE MACRI ALQUILA SU DEPARTAMENTO AL JEFE DE ESPÍAS

El presidente Mauricio Macri alquiló su departamento del edificio de Av. Libertador y Cavia a su íntimo amigo y jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Héctor Arribas, quien lo ocupa desde mediados de febrero.

El hecho no pasó desapercibido para los vecinos, quienes observaron en el barrio un inédito despliegue de custodia policial.

“El Presidente y Arribas son amigos desde su juventud, y Macri no le iba a alquilar el departamento a cualquiera. Sus dos esposas son muy amigas también entre sí, y aun antes de las elecciones Macri le dijo a Arribas: «Vos tenés que venir a vivir acá cuando yo esté en Olivos»”, relató un allegado al jefe de la AFI al diario La Nación.

El valor del de la vivienda se desconoce, y según informa ese matutino no existe un contrato de alquiler, aunque no se descarta que en algún momento Arribas deba revelar cuánto abona, ya que “como titular de la AFI controla fondos reservados de Inteligencia”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter