martes 20 de noviembre del 2018

   

Ahora

MACRI EN VACA MUERTA | Argentina produce menos petróleo que en 2015 y tiene sus naftas dolarizadas

 

Argentina mantiene el segundo puesto en el ranking de las naftas más caras en toda América Latina, según el informe semanal del Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV. La dolarización del precio de los combustibles y una caída del 10% de la producción nacional de petróleo desde 2015 son los magros resultados de la política energética del gobierno de Mauricio Macri en el marco de un brutal tarifazo en luz, gas y agua.

La tendencia constante a la liberalización del precio de la nafta posiciona a Argentina también como el segundo país que más aumentó los combustibles en la región, entre 2016 y 2018, con un 37% de incremento en el precio de la nafta a consumidor final, sólo superado por Brasil (+38%).

El fondo de la cuestión es una visión ideológica muy firme por parte del Poder Ejecutivo, que se puede caracterizar como una confianza ciega en los mecanismos de mercado para la determinación de los diferentes precios de la economía.

aumento precio nafta en la region argentina

La reducción en el subsidio del Estado sobre los combustibles se coronó en septiembre de 2017 cuando el precio interno de la nafta se acopló totalmente a valores de mercado.

Al analizar la producción de petróleo el resultado es aún más decepcionante. En 2017 la caída fue de un 6,4% en relación a un 2016 que también presentaba una merma del orden de 3,9%. Con todo, el acumulado de descenso en la producción ya es casi de 10% respecto a 2015, señala el informe económico de la UNDAV que dirige el economista Santiago Fraschina.

En consecuencia, también la cantidad de pozos perforados en 2017 fue altamente menor a la del 2016. Entre ambos años (2016 y 2017) la caída acumulada fue del 43%, en cuanto a la cantidad de pozos perforados. Esto puede redundar en una situación delicada en un mediano plazo.

“Es decir, que lejos de que dicha liberalización de precios en los combustibles haya generado un efecto positivo para la producción nacional de petróleo, lo que sucedió es que la empeoró”, aseguró Fraschina.

caída producción petroleo Aranguren Macri

En tanto insumo primordial en cualquier actividad productiva, de manera directa o indirecta, su trayectoria es altamente relevante a la hora de evaluar la competitividad de cada país.

Los constantes aumentos sucedidos en estos dos últimos años superan a la inflación. Medido en términos de poder adquisitivo, por caso, en agosto de 2015 el salario mínimo, vital y móvil alcanzaba para comprar casi 450 litros de nafta, mientras que, en el mes de abril del corriente año, sólo se pueden adquirir 376 litros, en promedio.

capacidad compra combustible poder adquisitivo

La política encarada por la actual administración no ha dado resultados positivos en materia hidrocarburífera, beneficiando sólo a las grandes firmas petroleras. Los precios de las naftas y el gas oil están poniendo en jaque los costos de múltiples empresas y sectores económicos.

En cuanto al rol del estado nacional en estos hechos, la inversión en pozos de petróleo de YPF S.A., empresa con participación del estado, en 2017 es de menos de la mitad de la que había en 2015. Inclusive hay un gran retroceso respecto al 2016 que ya había sido considerablemente menor.

“No solo disminuyó la cantidad de pozos de explotación, que son aquellos que están activos y en actividad, sino también los de exploración y avanzada”, alertó el informe.

Los pozos de exploración son aquellos que se llevan adelante en zonas donde no se había encontrado antes petróleo, y un pozo de avanzada es aquel que se realiza una vez que se halla petróleo con el objetivo de delimitar el territorio explotable.

Los números son demoledores: los pozos de explotación pasaron de ser 619 en 2015 a 289 en 2017. En cuanto a los pozos de exploración y de avanzada, pasaron a ser 80 en 2015 a 46 en 2017, es decir un 57% de los que había en su momento.

“Esto sin dudas es una señal grave, ya que YPF siempre ocupó un rol principal en la exploración del suelo argentino y también en el mercado nacional. Lo cual nos brinda, como empresa con participación mayoritaria estatal, cierta soberanía sobre nuestros recursos”, indica el estudio de la UNDAV.

En esta línea, la producción de petróleo por parte de YPF hoy es considerablemente menor que la de 2015. Inclusive alcanzó niveles menores a los que había en 2014, con un precio del petróleo mayor al que había en 2015, lo cual implica un claro incentivo a la exploración y explotación.

Mientras que en 2015 la producción de petróleo fue de 13,17 millones de m3 en 2017 fue de 12,56 millones de m3. Esto se traduce en una disminución del 4,5% en estos dos años y un 5,5% en comparación al 2016 que había alcanzado los 13,29 millones de m3.

Días atrás se dio a conocer que la importación de petróleo crudo en el primer bimestre de 2018 fue casi 11 veces mayor que la de los primeros dos meses de 2015. La angloholandesa Shell, cuyo CEO fue el ministro de Energía Juan José Aranguren, fue una de las firmas que más importó en 2018.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter