viernes 20 de julio del 2018

   

Ahora

SIN RUMBO | Macri habló de la crisis: “Está más allá de las capacidades de su Presidente”

 

El modelo económico del Gobierno cruje. El combo de endeudamiento, tarifazo y apertura de importaciones liquidó el mercado interno, golpeó el bolsillo de los trabajadores y dejó al país expuesto a la volatilidad externa. El crédito del FMI condicionó aún más el margen de la política doméstica y profundizó el ajuste.

El plan oficial fue desregular la economía, una de las causas por las que el país quedó expuesto ante el frente externo. El BCRA perdió 11 mil millones de dólares, la devaluación del 60% licuó los salarios y la inflación se disparó al 30% para este año. Sin embargo, Cambiemos evita hablar de mala praxis.

Con la llegada de Luis Caputo a la entidad, las tasas subieron al 47% lo que enfría aún más a una economía con el consumo hundido. La estrategia oficial no quedó sólo en las tasas sino que traspasó el endeudamiento de Lebac en pesos a Letes en dólares.

Para que quede claro: la bomba que armó Caputo ahora está dolarizada.

Basta con repasar cuatro medidas que tomó el propio Gobierno para explicar la crisis actual.

Cambiemos eliminó los encajes que obstaculizaban la salida de las inversiones especulativas ante una corrida. Dejó así sin efecto el plazo mínimo obligatorio de 120 días para que los capitales permanezcan en la Argentina. El que se iba antes del año perdía el 30 por ciento de su capital.

En segundo lugar y mediante un decreto, decidió poner fin a la obligación de liquidar divisas por parte de los exportadores. La liquidación de los dólares en el mercado local generaba una oferta que ayudaba a que el dólar no se dispare.

La apertura de importaciones que impuso el oficialismo derivó en un déficit comercial récord y el cierre de 7.500 pymes desde 2016.

Por último, la desregulación financiera que el Gobierno celebra con el ascenso a la categoría de mercado emergente impulsó la fuga de divisas. Los dólares que ingresaron por el préstamo del FMI se van por esta canaleta.

Macri chaco 1

“¿Pór dónde va a salir?”, le preguntó Marco Lavagna a Nicolás Dujovne en el Senado en el marco de una reunión de la comisión bicameral de deuda externa.

El ministro respondió: mayor apertura económica. Justamente fue la quita de regulaciones lo que llevó al país a enfrentar la tormenta sin piloto, paraguas ni botas.

El plan que propone Dujovne es salir del pozo cavando más profundo, algo que desde varios sectores vienen advirtiendo y el Gobierno desoye.

Ante este escenario, el presidente Mauricio Macri aprovechó durante un acto de inauguración de los primeros kilómetros de las vías del Belgrano Cargas en Chaco para enviar un mensaje a la oposición.

“Les pido a los dirigentes que en vez de plantear soluciones mágicas frente a las adversidades. En vez de pedir cosas que están fuera de nuestro alcance, que cada uno diga desde su lugar qué va a hacer para ayudarnos a recorrer este camino, qué van a hacer para que enfrentemos cada obstáculo que se nos presente, porque este es el camino”, subrayó.

Sin realizar una autocrítica por el modelo que impulsa, señaló que “este camino tiene obstáculos que están más allá de las capacidades de su Presidente” en referencia a la actual crisis.

El mandatario rechazó que sus políticas sean parte de las causas de la actual situación. “Si aumenta las tasa de interés, si se reduce el crédito, si aumenta el valor del petróleo, si nos agarra una sequía en todo el país, son cosas que no podemos manejar”, se despegó.

“Lo que sí podemos hacer es ratificar el camino que empezamos a recorrer”, concluyó el Presidente para ratificar, una vez más, el ajuste.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter