miércoles 18 de julio del 2018

   

Ahora

Empresario español: “No pongo un euro en la Argentina”

 

El presidente Mauricio Macri definió la relación de Argentina con España como “la de dos amantes que se han reencontrado” en el marco de la visita del presidente Mariano Rajoy a nuestro país. Pese a que ambos destacan una buena sintonía, los empresarios españoles no confían en el rumbo económico de Cambiemos.

“Para ir a Buenos Aires te acompaño, vamos en mi avión, a la noche salimos al teatro, a comer, recorremos todo, pero no me pidas que ponga un euro en ese país”. La confesión de un CEO español fue contada por el director del diario ABC de Madrid, Bieito Rubido, en la embajada en la Argentina durante un coloquio organizado en colaboración con ese medio.

El foro que se realizó el jueves 5 de este mes llevó el nombre “Invertir en Argentina: el desafío de la confianza” e incluyó las exposiciones de Martín Zarich, presidente de BBVA Francés, y Horacio Cristiani, presidente de Gas Natural.

También estuvo presente el ministro de Finanzas, Luis Caputo, quien (re)confirmó de primera mano que la lluvia de inversiones aún es apenas una promesa del oficialismo.

“Nosotros sentimos un montón de apoyo de España, y también mucho interés”, respondió Caputo en un intento por minimizar el comentario del director del diario ABC sobre el termómetro de los empresarios españoles.

El ministro forma parte del gabinete de funcionarios del Gobierno que tiene su patrimonio en el exterior por la falta de confianza que todavía tienen en su propio país. Y del propio plan económico, aunque esto lo admiten en público.

“El mayor obstáculo es combatir nuestra propia idiosincrasia”, se desentendió Caputo. Nadie le preguntó por sus offshore en cuevas financieras a las que llegó a comprar con “cajas de seguridad”.

DOS AMANTES

El jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, llegó anoche a Buenos Aires y esta mañana bien temprano salió a caminar por los bosques de Palermo.

A las 9:45 encabezó el Encuentro Empresarial “España-Argentina”, en el que el mandatario y el presidente Macri estuvieron a cargo de la apertura.

El líder europeo respaldó las “valientes reformas” aplicadas por Cambiemos que “en muy poco tiempo puso en marcha al gobierno y lograron revertir la tendencia” negativa.

A su turno, el jefe de Estado argentino agradeció las palabras de su “amigo” y apeló nuevamente a la diplomacia del fúboll: “Espero que tengamos revancha con España en cuartos de final del Mundial”.

Los “dos amantes que se han vuelto a encontrar” -como definió Macri la relación entre ambos países- mantendrán luego un encuentro privado en la Casa Rosada tras lo cual realizarán el saludo protocolar en el Salón Blanco.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter