miércoles 17 de octubre del 2018

   

Ahora

Macri sigue atento a Lijo, el juez que exigió conocer la situación bancaria de sus empresas

 

El juez federal Ariel Lijo exigió conocer la situación bancaria de empresas del Grupo Macri y Correo Argentino. En este sentido, requirió los libros societarios y contables desde 2001 hasta la fecha, en la causa penal en la que se investiga si existió delito en el acuerdo entre el Correo por la deuda que mantiene con el Estado Nacional.

El juez pidió la documentación a remitir al juzgado se incluyan actas de asamblea, actas de directorio, registro de acciones/accionistas, depósito de acciones y registro de asistencia a asambleas generales y demás libros contables y extracontables (diario de inventario y balances a la fecha).

Días atrás se conoció que el juez federal más influyente de Comodoro Py zafó tras una gestión gestión oficial, que incluyó a Mauricio Macri: el Consejo de la Magistratura frenó la citación a declarar a su hermano, el operador judicial Alfredo “Freddy” Lijo.

Según reveló el diario La Nación, el Presidente mantuvo una reunión con el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, quien contó que conocía a Lijo y a su hermano Alfredo “Freddy” Lijo.

“Yo lo conozco, tengo muy buena relación. Siempre jugó bien”, afirmó Angelici, según reconstruyó el periodista Iván Ruiz en el matutino. Macri, Garavano y Arribas escuchaban atentos al “Tano” .

Después del encuentro “la tregua fue sellada”. El oficialismo frenó la citación del hermano de Lijo al Consejo de la Magistratura y levantó la reunión de la Comisión de Acusación y Disciplina del órgano encargado de controlar la justicia.

Ariel Lijo tiene a cargo su causa por la condonación de la deuda del Correo Argentino, “uno de los casos más sensibles para la familia Macri” y fue quien mandó a encarcelar al ex vicepresidente Amado Boudou.

Angelici es uno de los operadores del oficialismo en la Justicia y mantiene una estrecha relación con los Lijo, aseguró el periodista Iván Ruiz.

“Yo pongo y saco jueces y fiscales en la Ciudad”, dijo Angelici a dos funcionarios de la Justicia Federal, que lo confirmaron a Perfil.

“El Tano” tiene ascendencia en los servicios de inteligencia a través de dos lugartenientes, Darío Richarte y de Sebastián “Enano” De Stefano, encargado del área de jurídicos de la AFI. También controla la justicia porteña y tiene a alguien de su confianza en la IGJ, Sergio Brodsky.

Una de las primeras medidas de Macri en su arribo a la Casa Rosada fue disponer por decreto que todo el presupuesto de la ex SIDE vuelva a ser secreto: convirtió $ 1450 millones en una potencial caja negra.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter