martes 28 de marzo del 2017

   

Ahora

Malvinas: el Gobierno se negó a avanzar en juicio contra Gran Bretaña por el hundimiento del Belgrano y torturas a soldados

 

ENCUENTRO: Malcorra junto a la baronesa Joyce Anelay, ministra de Estado de la cancillería británica en los días que buscaba avales en su carrera a para presidir la ONU.

El gobierno de Mauricio Macri se negó a avanzar en un juicio contra Gran Bretaña por crímenes de guerra y por el hundimiento del Crucero General Belgrano.

La decisión quedó plasmada en un escrito de 110 páginas de Cancillería que comanda Susana Malcorra. El juicio se inició en 1987 por la Comisión de Familiares de Caídos en las islas Malvinas por crímenes de guerra y por el hundimiento del Crucero General Belgrano.

De esta manera, el Gobierno descartó que avance un juicio contra el gobierno británico que causó esas lesiones y muertes.

Según informó La Nación, “Cancillería justificó el rechazo jurídico bajo un argumento político: se amparó en que no puede declararse la inconstitucionalidad de la declaración de Londres y Buenos Aires firmada en 1989 (conocido como acuerdo de Madrid) que fijó un paraguas para el tema de la soberanía con el fin de que ambos países avancen en los acuerdos económicos, humanitarios y comerciales en las islas”.

REUNIÓN. Malcorra junto al vicecanciller británico, Alan Duncan. width=

REUNIÓN. Malcorra junto al vicecanciller británico, Alan Duncan.

En el caso del juicio por el hundimiento del crucero General Belgrano la abogada Ximena Bruzzone de la Cancillería sostuvo en el escrito que “esa es competencia del Ministerio de Defensa” por lo que delegó cualquier reclamo judicial ante esa cartera.

Malcorra evaluó que en caso de presentar un recurso judicial por las víctimas de la guerra y declarar la inconstitucionalidad de aquel tratado para avanzar en un juicio contra Londres “sería muy negativo el impacto” para el acuerdo sellado entre la Argentina y Gran Bretaña durante el gobierno de Menem, el mismo al que remitió el comunicado conjunto que en septiembre pasado firmaron la canciller argentina y el vicecanciller inglés, estableciendo un acercamiento entre ambos países.

Para los abogados de Vallejo y de otras diez víctimas de tortura en la guerra de Malvinas, la Convención de Viena está por encima del acuerdo de Madrid, y les da el derecho a las víctimas a enjuiciar al Estado productor del daño para lograr una reparación.

Cancillería asegura que no se niega a que los demandantes avancen con un juicio por su cuenta contra Londres, sin dar mayores detalles de cómo puede avanzar un juicio si el Estado argentino no otorga una declaración de certeza de los hechos.