martes 15 de enero del 2019

   

Ahora

Malvinas: peligra posición jurídica argentina por tuit del embajador

 

El secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas Jorge Argüello calificó de “gravísimas” las manifestaciones del embajador argentino ante el Reino Unido Carlos Sersale, quien en una publicación realizada en la red social Twitter reconoció al ilegítimo gobierno de las islas Malvinas como “las máximas autoridades de las islas”.

Argüello exigió la inmediata retractación pública del funcionario, que además podría ser pasible de sanciones por incurrir en la figura técnica de “aquiescencia” (reconocimiento tácito que la otra parte puede interpretar como consentimiento).

Argüello alertó en Sur54.com que dicha figura técnica “le costó muy cara al Reino de Noruega en su disputa por Groenlandia Oriental con Dinamarca” cuando en el año 1919 el Canciller noruego Nils Claus Ihlen realizó una declaración a favor de la soberanía de Dinamarca sobre Groenlandia y la Corte Permanente de Justicia Internacional (predecesora de la CIJ) consideró que “una declaración unilateral hecha oralmente por el Ministro de Relaciones Exteriores de un país al ministro de otro, en nombre de su Gobierno es internacionalmente obligatoria”.

Por lo tanto “las palabras del embajador argentino, desconociendo la autoridad del Presidente de la Nación sobre un territorio nacional y particularmente de la Gobernadora de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur y reconociendo al ilegitimo gobierno como la máxima autoridad es altamente peligroso para la posición jurídica argentina, amén de ser un accionar totalmente repudiable por parte de un diplomático argentino es pasible de las mas altas sanciones dada su responsabilidad y su cargo” aseveró el secretario.

“Las palabras del Embajador Sersale no son un hecho aislado, y eso reviste la situación de mayor peligrosidad, ya que la utilización de la denominación de “pueblos” por parte del Canciller Jorge Faurie es altamente preocupante” sostuvo Argüello. “El Canciller mencionó la existencia de “dos pueblos”. Esto no es así y es gravísimo, ya que el concepto de “pueblo” desde el punto de vista jurídico, es el fundamento para la existencia del derecho a la libre determinación” advirtió.

En Malvinas “no hay un pueblo separado sujeto a la libre determinación, tal y como lo sostuvo la ONU” aclaró el secretario. “Por ejemplo, cuando el Reino Unido intentó incorporar una expresa mención al derecho de libre determinación en lo que a posteriori pasó a ser la Resolución 40/21 del 27 de noviembre de 1985, la Asamblea General lo rechazó de plano. La razón es simple: a diferencia de los casos comunes de colonialismo, esto es, de sojuzgamiento de un pueblo entero por la potencia europea, en el caso Malvinas se trata del desplazamiento de un joven Estado independiente de una parte de su territorio, de naturaleza insular, escasamente habitado y sin una población originaria, por la máxima potencia colonial de la época” argumentó.

Los habitantes de las Islas “son una población de origen británico en un territorio en disputa” por lo que los allí nacidos, para el derecho argentino (ius soli) son considerados como argentinos. “La Argentina no acepta estar compuesta por distintos pueblos (a diferencia de Bolivia, por ejemplo) sino que somos una Nación con un solo pueblo, el pueblo argentino. Aún más preocupante fue el hecho de que volvió a referirse a “dos pueblos” ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y nunca se retractó” cuestionó el funcionario provincial.

En otra muestra de la innumerable cadena de desaciertos del gobierno nacional respecto a la Cuestión Malvinas, el pasado lunes 5 de diciembre, y previo al encuentro mantenido con el Embajador británico Mark Kent, el Canciller Faure “en un acto totalmente innecesario y que reviste enorme preocupación dado su despropósito” se reunió con Nicolás Aguiar –estudiante seleccionado por la Embajada británica para viajar a las Islas Malvinas en el marco del concurso realizado en conjunto con el ilegitimo gobierno del archipiélago. “Se trata de un completo despropósito ya que se está recibiendo a un ganador de un concurso patrocinado por el ilegitimo gobierno de las islas Malvinas y mediante dicho acto, se lo estaría legitimando” criticó Argüello.

“Todas estas acciones son de una peligrosidad extrema para la posición jurídica argentina, al haber sido realizadas tanto por el Canciller de la Nación como por el Embajador argentino ante la potencia con la cual se mantiene la disputa de soberanía” manifestó el secretario.

Para Argüello “es imperioso que se cite tanto al Canciller como al Embajador para que se retracten públicamente de sus dichos y que la Argentina deje en claro también públicamente que los dichos del embajador Sersale fueron pura y exclusivamente por su cuenta y que no obligan al Estado argentino” concluyó el secretario de Representación Oficial para la Cuestión Malvinas.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter