jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Marcha, paro y ruidazo en el #DiaInternacionalDeLaMujer

 

Foto: @MatiasFederici

Con un “ruidazo” y una masiva movilización en Plaza de Mayo se realizó el Paro Internacional de Mujeres (PIM), una medida inédita a la que adhieren más de 40 países, que en Buenos Aires se propagó en las calles, oficinas, escuelas y en las cabeceras de las líneas del subte y estaciones del ferrocarril Sarmiento, donde las trabajadoras bajaron a las vías en Castelar.

Desde temprano, miles de mujeres en camino a sus trabajos alteraron el paisaje cotidiano porteño, pues muchas de ellas circulaban por las calles o en colectivos y trenes vestidas de negro y violeta, identificación que comenzó a generar un clima particular que estalló con un ruidazo al mediodía.

Poco después de esa hora, en las puertas de los grandes edificios públicos empezaron a reunirse grupos de mujeres, para dar inicio a un cese de actividades en el marco de las reivindicaciones de género para marchar en el Día Internacional de la Mujer.

En estaciones del subterráneo de la Ciudad se vivieron momentos insólitos con pasajeros que se acercaban, levantaban el pulgar y hasta sacaban fotos a las trabajadoras que se convocaron en las cabeceras de cada línea para unirse al paro de mujeres.

Una joven pasajera, Naomi de 22 años, dijo saber “de qué se trata este paro: que es por los derechos de mujeres”, mientras otros se mostraron sorprendidos aunque no hubo reacciones en contra.

La medida se empezó a sentir con fuerza primero en las estaciones Juan M. de Rosas (línea B), Congreso de Tucumán (línea D), San Pedrito (línea A), Las Heras (línea H), Constitución (línea C) y Plaza de los Virreyes (línea E), donde las trabajadoras desplegaron carteles con consignas vinculadas a las desigualdades sufridas por la condición de género.

“Nos unimos al paro de mujeres por nuestras reivindiciaciones de género”, afirmó a Télam Mónica, una delegada de la comisión “Mujer bonita, la que lucha” de la Unión Ferroviaria, mientras colgaba junto a otras trabajadoras un cartel del #Niunamenos en el tren estacionado en las vías de la estación Castelar.

Las ferroviarias expresaron que se unieron “al paro mundial de mujeres desde las vías” y por nuestros reclamos de “igualdad laboral contra la violencia machista” del sindicato “la Fraternidad”, de los maquinistas ferroviarios.

Desde el colectivo Ni Una Menos y Movimiento de Mujeres explicaron que la principal consigna fue denunciar la brecha salarial entre hombres y mujeres; exigir al Estado políticas públicas tendientes a erradicar la violencia de género; que se considere al trabajo doméstico como lo que es: “trabajo”; por la legalización del aborto; y por la ley de paridad de género; entre otras temáticas.

Desde las 17, las columnas de mujeres comenzaron a concentrarse en el Congreso para marchar hacia la Plaza de Mayo. En “Aquí estamos” diseñaron un mapa interactivo para que las mujeres puedan “mapearse”, marcar su ubicación y se pueda ver en tiempo real cuántas están marchando en cada lugar del país y del mundo.

Por su parte, en Rosario, mujeres pertenecientes al colectivo Ni una Menos, junto a la multisectorial y a las dos CTA, se movilizaron a partir de las 18 desde la plaza San Martín y hacia el histórico Monumento de la Bandera, donde se leyó un documento.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter