lunes 27 de febrero del 2017

   

Ahora

Marcos Peña defendió la ola de despidos en el Ministerio de Educación: “Es parte de las reglas del juego”

 

El jefe de gabinete Marcos Peña Braun defendió esta mañana la nueva ola de despidos en el Ministerio de Educación que desencadenó la ocupación pacífica de un anexo de la sede de esa cartera que conduce Esteban Bullrich.

“Siempre hemos dicho que el crecimiento del Estado en los últimos no respondió a ningún criterio de carrera pública, de capacitación”, expresó el jefe de ministros.

En conferencia de prensa por la presentación del nuevo equipo económico, aseguró que “queremos que haya un orgullo en el trabajador del Estado”.

La protesta en la sede de las calles Santa Fe y Montevideo es por el despido de 400 trabajadores que integran equipos especializados y 2.600 tutores virtuales, hechos que desde la cartera educativa adjudicaron a “contratos que vencen el 31 de diciembre”.

Según denuncian los gremios, las áreas que sufrirán los despidos son el Instituto Nacional de Formación Docente (INFOD), la Dirección Nacional de Políticas Socioeducativas (DNPS), el programa Coros y Orquestas, la Biblioteca Nacional de Maestros y el área de gestión educativa.

También se ve afectado el programa Centro de Actividades Juveniles (CAJ), la Secretaría de Políticas Universitarias, la Dirección de Jóvenes y Adultos y el área de Recursos Humanos.

En este marco, Peña Braun apeló al argumento de “falta de cumplimiento de horarios” y “personas que han tenido problemas de ausentismo” para justificar los despidos.

“Esas personas pueden ser desafectadas. Es parte de las reglas del juego”, completó tras señalar que “no es el camino la toma” de la sede de Educación.

Y remató al finalizar la conferencia de prensa: “Hay muchísimas razonas para estar optimistas. Deseamos de corazón todo el equipo de Gobierno que mañana a la noche todos los argentinos se puedan encontrar con su familia, festejar, despedir el 2016 y darle la bienvenida a un gran año como va a ser el 2017”.

La jornada de protesta comenzó ayer con una asamblea a las nueve en la sede del Palacio Pizzurno, con asistencia masiva. Luego, unos 500 trabajadores se trasladaron hasta la sede de Santa Fe, donde la toma se concentró en el primer piso. Además, se realizó un corte parcial de calle en Santa Fe y Montevideo.

El delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del ministerio, Marcos Domínguez, dijo que “este conflicto tiene que ver con más de 400 compañeros que han sido despedidos de todas las áreas del ministerio” y advirtió que se trata de “todas las modalidades de contratación”.

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu), informó que “participa junto con compañeros y compañeras de ATE, de la toma del ministerio de Educación de la Nación como medida de acción frente a los 3 mil despidos: 2.600 tutores virtuales y más de 400 trabajadores y trabajadoras de distintas áreas, programas y modalidades”.

En tanto, el secretario general de UTE, Eduardo López, expresó que “a principio de año el ministro se comprometió a que no iba a haber despidos en los programas socioeducativos, hasta firmó un documento”.

“Entre los trabajadores despedidos existen delegados de ATE, dato que agrega ilegalidad al salvaje ataque antiobrero de (Esteban) Bullrich”, subrayó.

El bloque de diputados nacionales FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, se solidarizó con los trabajadores del Ministerio de Educación en conflicto y pidió al gobierno nacional que dé marcha atrás con la decisión de despedir a 3.000 trabajadores de esa dependencia.

Al desmantelar el programa “Mi Escuela” con el despido de 400 trabajadores de los equipos centrales y 2.600 tutores virtuales, “el Ministerio que conduce Esteban Bullrich está eliminando de un plumazo la capacitación docente, virtual y gratuita”, alertaron en un comunicado.