viernes 19 de octubre del 2018

   

Ahora

Peña nocaut con foto de operador PRO y juez de la Cámara Federal

 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brindó en la Cámara de Diputados un nuevo informe de gestión del gobierno nacional tras mantener un prolongado silencio por los desmanejos del Gobierno en la corrida cambiaria y el nuevo acuerdo con el FMI.

En ese marco, el diputado nacional por el Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade le mostró al Jefe de Gabinete la foto del operador judicial de Cambiemos, Fabián Rodríguez Simón, reunido en un bar de Recoleta con el juez de la Cámara Federal, Martín Irurzun, una persona clave dentro del Poder Judicial.

“Evidentemente una reunión furtiva. Evidentemente una reunión de las que tantas veces tienen ustedes, como funcionarios, con autoridades judiciales, porque es una forma que tiene el Gobierno de trabajar sobre la Justicia”, lanzó el legislador en el recinto.

“Esto demuestra que el Gobierno interfiere en la Justicia; demuestra cómo opera el Gobierno en la Justicia a través de estas reuniones subrepticias, sobre todo con personalidades como Martín Irurzun, que es uno de los responsables de esa famosa doctrina por la cual hay muchos políticos de la oposición que están encarcelados, con prisiones preventivas extorsivas e ilegales”, agregó

Tailhade pidió entonces al jefe ministros explicaciones sobre esa reunión. “¿Qué le planteó Rodríguez Simón al doctor Irurzun? ¿A quién necesitan meter en cana ahora, Peña?”.

La foto del encuentro había sido publicado por el periodista Horacio Verbitsky en su portal El Cohete a la Luna.

Rodríguez Simón es el asesor jurídico de Mauricio Macri, mentor de la idea de nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto. Irurzun es el responsable de la implementación de las prisiones preventivas a través de la doctrina que lleva su nombre. Es también quien maneja las oficinas de escuchas.

Rodríguez Simón Irurzun

“Sólo Irurzun y Rodríguez Simón podrían contar cuál de estos temas formó parte de la animada conversación que sostuvieron durante la última semana, en el bar Biblos, de Libertad y Santa Fe. Rodríguez Simón admitió ante uno de los líderes del Frente para la Victoria que fue su compañero de estudios, que está trabajando para que los procesamientos de los constructores no frenen las obras por el régimen de Participación Público Privada, pero se ocupó de desmentir que albergara intenciones proscriptivas”, reveló Verbitsky.

La propia Cristina Kirchner, se refirió al encuentro. “Una diferencia, para peor: el manejo pornográfico del Poder Judicial por parte de Cambiemos, inmortalizado en el documento fotográfico publicado por El Cohete a la Luna. Irurzun dueño y señor de las escuchas y de la Cámara Federal, con Rodríguez Simón operador judicial del gobierno”.

La injerencia de la Casa Rosada en la Justicia sigue sin disimulo. El año pasado se conoció que Ariel Lijo, el juez federal más influyente de Comodoro Py, zafó tras una gestión gestión oficial, que incluyó al propio Presidente.

Según reveló el diario La Nación, Macri mantuvo una reunión con el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici.

Después del encuentro “la tregua fue sellada”. El oficialismo frenó la citación del hermano de Lijo al Consejo de la Magistratura y levantó la reunión de la Comisión de Acusación y Disciplina del órgano encargado de controlar la justicia.

Ariel Lijo tiene a cargo su causa por la condonación de la deuda del Correo Argentino, “uno de los casos más sensibles para la familia Macri” y fue quien mandó a encarcelar al ex vicepresidente Amado Boudou.

Angelici es uno de los operadores del oficialismo en la Justicia y mantiene una estrecha relación con los Lijo.

“Yo pongo y saco jueces y fiscales en la Ciudad”, llegó a sostener Angelici a dos funcionarios de la Justicia Federal, que lo confirmaron a Perfil.

“El Tano” tiene ascendencia en los servicios de inteligencia a través de dos lugartenientes, Darío Richarte y de Sebastián “Enano” De Stefano, encargado del área de jurídicos de la AFI. También controla la justicia porteña y tiene a alguien de su confianza en la IGJ, Sergio Brodsky.

Los lazos no son casuales. Una de las primeras medidas de Macri en su arribo a la Casa Rosada fue disponer por decreto que todo el presupuesto de la ex SIDE vuelva a ser secreto: convirtió $ 1450 millones en una potencial caja negra.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter