lunes 23 de octubre del 2017

   

Ahora

“¡Maten a uno!”: testigo cuenta la “cacería” de Gendarmería y cómo se llevaron a Santiago Maldonado

 

“¡Maten a uno!”, gritó uno de los agentes de Gendarmería mientras perseguían a integrantes de la comunidad Pu Lof. Santiago Maldonado escapaba con ellos, pero se separó del grupo al no cruzar el río. Allí intentó esconderse, aferrado a unas ramas de un árbol con el agua que llegaba a las rodillas. Los agentes lo encontraron, lo llevaron hasta la ruta y lo metieron en una camioneta. La escena fue descripta por un testigo al programa ADN que se emite por C5N.

La declaración pone a Santiago Maldonado en el lugar puesto en duda por la ministra Patricia Bullrich y a la Gendarmería vinculada con el último momento en que fue visto.

“Los efectivos de Gendarmería bajan con un camión Unimog. Santiago estaba atrás nuestro. Y ahí es donde nos corren hasta lo que es la tranquera (señala un lugar). Gendarmería nunca paró de tirar”, aseguró el testigo en una declaración que logra ADN en exclusiva.

Ante el avance de los gendarmes, cuenta que suelen realizar lo que denominan “autodefensa”. Esto consiste en un cordón y una piedra. Así defienden los Koñi y los Weichafe a las comunidades ante “los escopetazos de la Policía”.

Según el relato del testigo, Santiago y el resto del grupo saltan la tranquera para continuar el escape hacia el río Chubut, que está a unos 400 metros de la ruta 40. Gendarmería rompe el candado del portón de maderas e ingresa al terreno. Entonces comenzó la cacería mapuche.

“Nos iban corriendo y gritaban ¡maten a uno, maten a uno!. Los tiros de Gendarmería no dejaban de parar”, describe.

“Nos mandamos para el río. Los gendarmes nos seguían corriendo. Y nos tiraban de ahí arriba. Nos tirotearon. Nos vinieron a cazar, eso fue lo que dijo Pablo Noceti.´Vamos a cazar a todos´”.

Noceti forma parte de la plana mayor del Ministerio de Seguridad que dirige Patricia Bullrich. Encabezó en forma personal la operación represiva de la Gendarmería Nacional en Esquel. La prensa destaca su rol como defensor de represores de la última dictadura militar.

El escape siguió camino abajo porque creían que con el desnivel del terreno los perdían de vista. “Nos tiramos al río. Llegamos con Santiago. El río no es profundo ni tiene corriente”.

Señala luego que Santiago se queda agarrado a las ramas de un árbol con el agua que le llega a las rodillas.

El testigo afirmó que uno de los gendarmes lo descubre y lo arrastra hasta la Unimog. “Estaba el rastro del Unimog que se lo llevo a Santiago. Se lo llevan para arriba, y allá arriba hacen la cortina esa que se ponen los efectivos al costado del camión. Hacen una pantalla, bajan algo del camión. Se lo llevan cuatro”.

“Lo meten adentro de la camioneta. Y la camioneta sale rumbo a Esquel. Eso fue lo último que se pudo apreciar de él”, finalizó.

En tanto, Patricia Bullrich pidió “no estigmatizar a la Gendarmería” al exponer ayer en el Senado sobre la desaparición de Santiago Maldonado.

“Yo no voy a cometer la injusticia de tirar a un gendarme por la ventana y de echarle la responsabilidad si no la tienen”, aseguró la ministra de Seguridad.

Además afirmó que “no hay indicios de que Gendarmería haya actuado con violencia y haya tenido algún detenido”.