lunes 25 de septiembre del 2017

   

Ahora

Matías Bianchi: “El #Arsat2 llegará en unos 10 días a su destino final tras recorrer 36 mil kilómetros”

 

El presidente de Arsat, Matías Bianchi, expresó que el segundo satélite geoestacionario argentino Arsat-2 “llegará en 10 días aproximadamente a su posición final, tras un recorrido de 36.000 kilómetros”, luego de haber sido lanzado ayer a las 17.29 desde el centro de la Agencia Espacial Europea en Kourou, en la Guayana Francesa.

“A partir de los 12 minutos del lanzamiento del satélite, que fue cuando se recibió la telemetría -lo cual implica poder enviar señales y recibir valores- ya se estuvieron operando las maniobras desde la estación terrena en Benavídez”, explicó Bianchi en declaraciones a Radio Blue.

El directivo contó que se contrataron “tres antenas alrededor el mundo para no perder cobertura mientras el satélite esté girando”, y añadió que el “Arsat-2 fue diseñado para ocupar la posición orbital 81° oeste”.

Bianchi destacó que la “diferencia importante” de este nuevo satélite en relación con el primero es que trabajará en la “banda C, que es la que se usa para transportar contenidos audiovisuales y tiene mejor cobertura en términos de impacto de lluvia y tormentas”.

INDUSTRIA SATELITAL
Por otra parte, Bianchi se refirió al anuncio realizado ayer por la presidenta Cristina Fernández de KIrchner sobre el envío al Congreso del proyecto de Ley de Desarrollo de la Industria Satelital Argentina, y dijo que “se trata de un plan satelital geoestacionario que llega hasta el 2035”.

“Es un trabajo en el que no está definido el para qué, sino que tenemos que seguir construyendo satélites y ver las fórmulas de hacerlos”, manifestó, y remarcó que hay que “trazar un plan de mejoras tecnológicas y productividad que permita poder vender plataformas al exterior y trabajar con la región”.

PRÓXIMO OBJETIVO: ARSAT-3
Además, el directivo anunció que ayer se firmó en la Guayana un contrato con la empresa francesa Ariane “para armar tres satélites más”, y que se está “iniciando y formalizando el Arsat-3”.

El tercer satélite “está pensado para complementar” al primero y al segundo, y para “dar señal minorista de Internet”, informó.

“Gracias a la decisión política y visión de inversión, los flujos económicos que nos van a generar el 1 y 2 nos van a permitir que el Arsat-3 lo hagamos con fondos propios de Arsat”, destacó, y aclaró que “el desarrollo tecnológico e inversión para mejorar la plataforma sí precisará fondos del Estado”.

Biachi relató que en el proyecto de Arsat-2 “trabajaron 400 personas” y “se inició hace 4 años”, y que comparado con el primer satélite fueron tres años menos, lo cual tuvo que ver, para hacerlo gráfico, “con que el dibujo de los planos ya se tenían”.

En este sentido, concluyó en que otro de los factores en los que se tendrá que trabajar es en hacer “cada vez más satélites en menos tiempo”.