sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Máxima tensión y nerviosismo en el Frente Renovador: “Hace dos meses que estamos clavados y no crecemos nada”

 

Tras la baja de Francisco De Narváez, el massismo ató su futuro a la decisión de Mauricio Macri de aceptar al espacio que lidera Sergio Massa en la conformación de un amplio frente opositor que incluya al Frente Renovador, el PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

La intención fue mostrar que “ponen todo sobre la mesa para que se rediscuta todo lo que se deba rediscutir” y que Mauricio Macri “diga qué es lo que quiere”, afirmaron desde el masssimo.

Así lo informó en diálogo con Télam el intendente de Junín y miembro de la mesa chica del massismo, Mario Meoni, para quien ahora Macri “deberá analizar si seguirá gobernando el kirchnerismo o si se puede construir una alternativa opositora entre todos”.

Sobre el paso al costado de De Narváez, Meoni explicó: “Fue pactado con Massa para mostrar que nosotros abrimos todas las candidaturas que tenemos, ponemos todo sobre la mesa para que se rediscuta todo y que Macri diga qué es lo que quiere”.

“Ya más gestos no podemos hacer. Lo del que ‘solos ganamos’ no se lo cree nadie ya. Hace dos meses que estamos clavados y no crecemos nada. Con este esquema gana el kirchnerismo en primera vuelta”, enfatizó el intendente.

Poco antes, De Narváez anunciaba en diálogo con Radio Mitre el “retiro” de su candidatura y le reclamaba a Massa y Macri que “se pongan de acuerdo para derrotar al kirchnerismo”.

“Hay tiempo hasta el miércoles!!”, dijo enfático De Narváez a través de su cuenta oficial de Twitter, abogando por un pacto, y agregó: “Soy candidato a la unidad de la oposición. Ese será mi trabajo en las próximas horas”.

Ante este escenario, las repercusiones no tardaron en llegar. Mónica López, convertida -hasta el momento- en la única candidata massista por la Provincia, fustigó al empresario. “No creo que haya sido un acto de desprendimiento de De Narváez, sino que tiene que ver con un acto más al que nos tiene acostumbrado de venir a un lugar y disponer del espacio”.

El ex jefe de gabinete nacional e integrante del partido, Alberto Fernández criticó a Jaime Durán Barba, el asesor estrella del PRO. “Macri tiene un ecuatoriano que lo maneja, que sabrá mucho de Ecuador, pero que de Argentina no sabe nada”, lanzó en diálogo con Radio América.

“Macri se ha mostrado con una mezquindad absoluta. No se si es miedo”, opinó Fernández. “En el año 2013 el que se animó fue Massa. Macri se escondió. No quiso ser candidato a nada”, agregó.

Sobre el futuro del líder renovador indicó: “Yo no creo que Massa quiera bajar a la Provincia de Buenos Aires. A Massa se le van los dirigentes, no la gente”.

Molesto, Fernández lanzó: “La situación del Frente para la Victoria la veo bastante cómoda. El jefe de campaña de Scioli es Mauricio Macri”.

En los últimos meses se fueron de las filas del massismo el intendente del partido bonaerense de Olavarría José Eseverri; el diputado nacional Darío Giustozzi; el gobernador de Río Negro
Alberto Weretilneck; los intendentes Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Gustavo Posse (San Isidro), Sandro Guzmán (Escobar), Humberto Zúccaro (Pilar) y Raúl Othacehé; los legisladores
bonarenses Alfonso Coll Areco, Roque Cariglino y Mariano San Pedro; y el asesor Juan José Álvarez, entre otros.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter