miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Máximo Kirchner: “Este Gobierno no sinceró la economía, lo que sinceró fue su modelo de país”

El diputado nacional del Frente para la Victoria, Máximo Kirchner, visitó el partido bonaerense de Quilmes junto a sus compañeros de bancada Mayra Mendoza y Andrés Larroque, y el referente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, en el marco de una nueva “Plaza del Pueblo” a la que asistieron más de tres mil vecinos de la zona.

Con un discurso que combinó el análisis de la difícil situación económica que atraviesan los sectores populares con algunos de los hitos alcanzados en los doce años de gobiernos kirchneristas para beneficiar a esa misma porción de la población, Máximo convocó a los presentes a “organizarse para defender las conquistas y ayudar a los que quieren dejar afuera del mapa, porque las consecuencias de estas políticas que se están aplicando van a ser nefastas”.

En este sentido, instó la ciudadanía a “dar una mano a los que la van a pasar mal de verdad. Yo lo veo en la Patagonia pero también sé que va a pasar en todo el país. Los aumentos de gas y de luz, el precio de los alimentos. Es necesario que nos juntemos para tratar de que esto no siga avanzando. Vamos a caminar, vamos a corregir, escuchemos lo que se nos critica pero también demos el debate y la discusión”.

“Y por supuesto -agregó Máximo- acompañar a quienes tienen que salir a dar la pelea en las calles y lo están haciendo, como los trabajadores el 29 de abril y los estudiantes la semana pasada. Ahí tiene que estar toda la sociedad para impedir que avancen con el ajuste“.

El diputado santacruceño criticó además los argumentos del gobierno para justificar el tarifazo: “Le han dicho a la gente que se acabó la fiesta, y le han querido hacer creer que la fiesta era prender el aire acondicionado en verano o querer calefaccionar su casa en invierno. No son originales: ya lo dijo el ministro de Energía de Piñera en el 2011, esto mismo que dicen ahora, antes de que el pueblo chileno se movilizara en contra del aumento del gas”.

E ironizó: “Yo lo voy a invitar al ministro Frigerio a comer un asado en Río Gallegos para el 6 de julio, pero eso sí, vamos a comer con la ventana abierta”.

“Quieren volver a la Argentina que encontramos cuando Néstor se hizo cargo del país ese 25 de mayo de hace ya casi 13 años. Un país quebrado, con la gente con la dignidad por el piso”, sentenció Máximo, al tiempo que consideró que el gobierno recurre a la supuesta “herencia” para justificar sus acciones “porque no se se hacen cargo de que hacen lo que hacen porque lo piensan. Viven escondiendo lo que piensan, han sido así toda la vida, y lo único que están haciendo ahora es ganar tiempo”.

Para Máximo, “es patético como le han mentido a la gente. En cinco meses pasamos de discutir a cuanto debía subirse el mínimo para el pago de impuesto a las ganancias, a tener que votar en el Congreso una ley anti despidos“.

“Es un engaño masivo porque este Gobierno no sinceró la economía, sino que lo que sinceró fue su modelo de país. El que se sinceró fue Macri”, sentenció.

Por otra parte, en una referencia a la campaña de hostigamiento y persecución mediática y judicial que sufren él y su familia, el líder de La Cámpora sostuvo que no se siente particularmente atacado en lo personal, sino que “a la que están atacando es a la gente. A mi me tiene sin cuidado, que saquen todas las tapas que quieran y cumplan con todas sus amenazas, porque tengo claro que a quienes buscan perseguir en realidad es a la gente. Necesitan quebrar la dignidad del pueblo atacando de esa manera”.

Y por último añadió: “Cuando a un pueblo le quieren hacer creer que todo lo que le pasa es por culpa de su dirigencia política, es porque lo que quieren es debilitar a esa dirigencia, y ya sabemos que cuando una dirigencia política se debilita, ganan los que no van a elecciones”.

LA RESPUESTA A FRIGERIO

Máximo Kirchner le respondió al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, respecto de sus polémicas declaraciones sobre un supuesto derroche del gas natural que se producía en los hogares de la Patagonia, “porque era prácticamente gratis el servicio”.

“Lo voy a invitar al ministro Frigerio a comer un asado en mi casa en Río Gallegos, el 10 de julio o para el cumpleaños de mi hijo, siempre y cuando no caiga Bonadio, para que comamos con la venta abierta y en remera”, ironizó Máximo en respuesta a las afirmaciones del funcionario, quien aseguró que en los hogares de la Patagonia la gente “andaba en remera o abría las ventanas por lo fuerte que usaban la calefacción” dentro de sus hogares.

En este sentido, Máximo criticó que los argumentos del gobierno para justificar el tarifazo sean “que se vivía una fiesta, y que la fiesta es prender el aire acondicionado en verano o calefaccionar su casa en invierno”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter