martes 21 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

“Me causa gracia…”: qué dijo Angelici tras el pedido a indagatoria por presunto tráfico de influencias

 

El presidente del club Boca Juniors, Daniel Angelici, afirmó que “nunca” fue “operador” judicial del gobierno nacional, como se lo acusa en una causa, y dijo que le “extraña como abogado que con tan poco elemento, por unos supuestos llamados (telefónicos) de diciembre” el fiscal federal Federico Delgado haya vuelto a pedir una indagatoria.

“Nunca fui operador, no tengo intereses en la justicia, me dedico al club todo el día, vengo de hacer una gira internacional muy buena para Boca, soy el vicepresidente del Colegio de Abogados, soy un militante desde que volvió la democracia en 1983, así que sigo estando a disposición de la justicia”, dijo Angelici en nota con radio La Red.

El dirigente enfatizó que “nunca” habló “telefónicamente con (Norberto) Oyarbide (ex juez federal), que constituye el eje del nuevo pedido del fiscal Delgado, aunque sí reconoció que lo conoce “desde hace muchos años”.

“Me causa gracia… La doctora (Elisa) Carrió no me hizo ninguna denuncia, la denuncia la hizo un abogado de estos tantos que hay, que ante cualquier noticia o alguien que diga que… Siempre hay abogados que están pagos para hacer denuncias”, aseveró.

Agregó que “a partir de ahí, en 2012, la doctora Carrió fue a declarar como testigo, yo leí toda su declaración y tampoco hay nada. A partir de eso, el fiscal Delgado pidió varias medidas que el juez le concedió. Yo me puse a disposición de la justicia desde el primer día, pero estoy muy tranquilo”.

El fiscal Delgado volvió a pedir que el presidente de Boca sea llamado a prestar declaración indagatoria por presunto tráfico de influencias, en el marco de una causa en la que se lo investiga como presunto operador judicial del gobierno nacional.

La investigación de Delgado se centró en la decisión de Norberto Oyarbide de dejar su cargo de juez federal: el fiscal sostuvo que la renuncia del magistrado, finalmente presentada el 7 de abril, fue el producto de una charla que mantuvo con el presidente del club xeneize.

“En el mes de diciembre de 2015 el ex juez Oyarbide manifestó su intención de jubilarse. Sin embargo, tiempo después habría cambiado de opinión. Nuestra conclusión es que Oyarbide finalmente había optado por mantenerse en su cargo. Pero cambió luego de hablar con Daniel Angelici”, escribió Delgado en su dictamen de 13 páginas.

El 30 de marzo Delgado había requerido por primera vez la indagatoria de Angelici luego de que la diputada nacional y dirigentes de la alianza gobernante Cambiemos, Elisa Carrió, lo señalara en entrevistas con distintos medios como el operador del gobierno en la justicia federal.

En su nuevo requerimiento, el fiscal incorporó elementos con los que antes no contaba: dio cuenta de dos llamados telefónicos entre celulares vinculados al presidente de Boca y al ex magistrado, y aseguró que Oyarbide “mintió” cuando “dijo que no usaba celulares”, porque utilizaba los de sus colaboradores.

El fiscal detectó que el 4 de diciembre del 2015 salió una llamada del teléfono de Claudio Hernán Blanco, pareja de Oyarbide, hacia el teléfono de Fernando Miguel Pontoriero, a quien identificó como empleado de Angelici en la firma World Games SA y que otra llamada, en dirección contraria, se produjo el 12 de diciembre.

El fiscal detalló en su dictamen que ambos llamados -cuyos contenidos desconoce- se produjeron cuando los teléfonos se encontraban en zonas cercanas a los tribunales federales de Comodoro Py, según del registro de cruce de llamadas, lo cual le resultó sugestivo.

Delgado también relató que el periodista Carlos Pagni declaró en calidad de testigo que “Oyarbide le dijo a mucha gente que había recibido la visita en su juzgado de Daniel Angelici, con el detalle de que el ex magistrado se quejaba de que Angelici le `tiraba el humo en la cara´”.

La causa se inició luego de que el 8 de marzo, en el programa televisivo Animales Sueltos, Carrió mencionara que Angelici intervenía de manera anómala en la justicia con el consentimiento del presidente Mauricio Macri.

La cuestión se judicializó a partir de la denuncia realizada por el abogado Carlos José Díaz, a la que luego se le sumó otra similar realizada por el presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina, Fernando Miguez, el 5 de abril.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter