domingo 17 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

¿Mintió Larreta? Piccardo admitió que los subtes de Macri son de 1980

El director de Sbase reconoció que los coches comprados a Japón tienen más de 30 años de antigüedad. Rodríguez Larreta lo había negado.
  • Foto: enelsubte.com
  • Foto: enelsubte.com

El director de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo, admitió que los coches Nagoya 5000 comprados por el gobierno de Mauricio Macri para la línea C son de 1980 y dejó en orsai a Horacio Rodríguez Larreta, quien lo había negado con énfasis.

Piccardo reconoció que “es así, es exactamente así” al ser consultado si los coches comprados son de un modelo de los 80 con un costo de 500 mil dólares. “Hay que aclarar que los coches de Japón se le cambiaron los motores”, indicó.

“Son coches usados pero refaccionados, están prácticamente a nuevo”, dijo el funcionario macrista en una suerte por minimizar la antiguedad de 35 años los vagones.

¿MINTIÓ LARRETA?

Hace una semana, el ministro Florencio Randazzo aseguró que los “nuevos” subtes adquiridos a Japón por el gobierno de Mauricio Macri son viejas formaciones recicladas de la década del 80.

Consultado por la declaración de Randazzo, el jefe de gabinete porteño y precadidato a jefe de gobierno de la Ciudad por el PRO salió a desmentirlo. “Coches que estemos comprando de 1980 no. Lo desmiento, lo mejor es que vayamos a verlo. No son de 1980”, aseguraba con énfasis Rodríguez Larreta. ESCUCHÁ EL AUDIO

Hoy, el mismo funcionario macrista Piccardo reconoce que los vagones comprados tienen 35 años de antigüedad.

Además Rodríguez Larreta indicó que “con la plata que comprás uno nuevo, comprás 3 o 4 usados”. Sin embargo, esto no es cierto.

Cada vagón usado costó a los porteños 500 mil dólares mientras que los vagones 0 km que el Ministerio de Transporte de la Nación adquirió para renovar el ferrocarril Roca costaron 1 millón cada uno.

“Un coche CSR cero kilómetro equivale a dos Nagoyas con 35 años de uso y no a tres o cuatro como aseguró Rodríguez Larreta. La primera partida de estos CSR arribó a nuestro país en el mismo barco que los coches japoneses para el Subte. La frase tampoco es válida para la compra de coches usados al Metro de Madrid para la línea B —el otro ejemplo citado por Larreta—, ya que la realización de obras y trabajos de adaptación eleva el precio de cada coche a un número que se aproxima al de material cero kilómetro”, indicó el sitio especializado enelsubte.com.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter