miércoles 21 de agosto del 2019

   

Ahora

Multinacional dueña de La Salteña también habla de “hiperinflación”

 

General Mills, una de las empresas alimenticias más importantes del mundo y dueña de la marca La Salteña, calificó a la Argentina como una economía “hiperinflacionaria” y se suma así a una larga lista de multinacionales que advierten a los inversores en sus balances por la situación del país.

Según consignó iProfesional, el gigante estadounidense negocia con varias empresas locales la venta de la emblemática planta La Salteña, que fabrica tapas para empanadas y pastas frescas y secas en su planta bonaerense de Burzaco.

“Debido a los malos resultados que vienen sufriendo a raíz de la recesión y la caída del consumo, abandonarán el mercado local y priorizarán otros mercados de América latina”, asegura ese medio.

La empresa negó a Diario Pulse la venta de la fábrica. “Rechazamos esa información. Seguimos formando parte de General Mills”, fue la escueta reacción desde la oficina de Recursos Humanos.

El establecimiento, que emplea cerca de 500 trabajadores, fue inaugurado en el 2011 con un acto de la ex presidenta Cristina Kirchner en el Parque Industrial de Almirante Brown.

Diario Pulse accedió al último Reporte Fiscal de General Mills en el cual se hace mención a la situación económica de nuestro país a partir de las políticias impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri.

“Registramos una pérdida de $ 3 millones relacionada con el impacto de la contabilidad hiperinflacionaria para nuestra subsidiaria en Argentina”, indica la firma estadounidense en el documento.

Captura

Ezequiel Barbeito, miembro de la comisión interna de La Salteña, le dijo a Diario Pulse que no hubo hasta el momento ninguna comunicación oficial de la empresa. “No tenemos ninguna certeza y la gente está preocupada por la situación económica, política y social del país”.

“Somos 400 empleados en planta y 100 repositores en la calle. Estamos a la espera de una confirmación y también preocupados por la continuidad de las fuentes laborales”, agregó.

En el 2003 en Argentina había apenas 80 parques industriales de los cuales muy pocos estaban destinados al desarrollo del sector. A partir de una visión federal de la industria y el desarrollo de las economías regionales, pasó a contar durante el kirchnerismo con cerca de 400 parques industriales.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter