miércoles 16 de octubre del 2019

   

Ahora

Para las Pymes, el acuerdo Mercosur-UE deja a la Argentina como un país «colonial»

 

El presidente de la Asociación Pyme, Daniel Moreira, cuestionó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, ya que consideró que «va a llevar a la Argentina a un modelo de colonia».

«Acá no hay una grieta de dos modelos de país. Hay un modelo de país y un modelo de colonia. Lo peor es que el
Gobierno ni siquiera ve la geopolítica mundial, donde las grandes potencias cierran sus mercados para poder impulsar su mano de obra», se quejó el dirigente.

Además, Moreira expresó que con este acuerdo la Argentina «le daría a Europa materia prima y ellos darían la materia procesada con su valor agregado, lo que implicaría volver a ser un país colonial».

Si bien el Gobierno, obviamente, destaca las bondades del acuerdo, hay otras voces que lo cuestionan seriamente.
Según el colectivo OCIPEx -que realiza un seguimiento de la política exterior argentina- el Mercosur aceptó liberalizar el 90% de su comercio bilateral con la Unión Europea.

También aceptó remover aranceles para todas las autopartes procedentes de la UE, las que pasarán a desgravarse de manera lineal en 15 años. En el caso de los vehículos terminados, la desgravación también es a 15 años, pero con un período de carencia de 7 años, lo cual será compensado con una cuota anual para el ingreso de 50.000 unidades procedentes de la UE.

La Unión Europea demandó la extensión de plazos de protección y exclusividad sobre los datos de prueba de los medicamentos. Estas medidas aumentan el precio de los fármacos y retrasan la aparición de genéricos.

En materia de compras públicas, la UE demando acceso a mercado a los proveedores europeos a través del principio de Trato Nacional. “Esto implica que se abrirá la posibilidad para que empresas europeas participen de la construcción de carreteras, líneas ferroviarias y puertos, y les permitirá adjudicarse contratos para la provisión de equipamiento al Estado en las mismas condiciones que sus pares locales”, subraya OCIPEx.

La UE demandó además criterios flexibles que le permitan la utilización de insumos de terceros países (principalmente de Asia) en sectores que son muy sensibles a la liberalización como textil, químico, siderúrgico y calzado.

“Esto permite que, una vez ingresada la mercadería a la eurozona, las empresas llevan adelante procesos mínimos de terminación para luego certificar que se trata de un producto europeo y entrar sin arancel al Mercosur”, indica el organismo.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter