sábado 17 de agosto del 2019

   

Ahora

Pérez Esquivel: “Hubo un sistema de espionaje paralelo avalado por el Gobierno”

 

El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, criticó la embestida de la Casa Rosada contra el juez Alejo Ramos Padilla, aseguró que “hubo un sistema de espionaje paralelo avalado por el Gobierno” y apuntó a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

“Es improcedente lo que hace el Presidente de intervenir el Poder Ejecutivo sobre el Poder judicial. Es decir, condicionar a los jueces que están investigando problemas que afectan directamente al Gobierno. Entonces piden su destitución”, señaló.

En diálogo con radio El Destape, señaló que “no hay elementos para destituir a Ramos Padilla”.

El presidente de la Comisión Provincial por la Memoria recordó también que realizó un informe sobre la documentación existente en la causa y fue entregada al juez.

En este sentido, recordó que entre las conclusiones del informe surge que “hubo ilícitos, un sistema de espionaje paralelo avalado por el Gobierno, por Patricia Bullrich. Un sistema paralelo de investigación no sólo en el país sino también en el exterior”.

“También lo que surge del informe son las comunicaciones entre el fiscal (Carlos Stornelli y (Marcelo) D´ Alessio. También aparecen vinculaciones donde están Elisa Carrió, Daniel Santoro donde se pone en evidencia que había una relación con estos grupos paralelos al Estado, que es inconstitucional”.

“Hay muchos elementos que ponen en evidencia la relación de esta estructura de espionaje con el Estado”, aseguró.

Sobre la embestida sobre Ramos Padilla señaló: “Le ponen trabas constantemente, primero querer sacarle la causa para mandarla a Comodoro Py, luego decir que todo era un problema del kirchnerismo y finalmente tratar de evitar que se llegue a fondo con las investigaciones donde aparecen implicados funcionarios del Gobierno”, agregó Pérez Esquivel.

Finalmente, consultado sobre la mano de la mano de la embajada Estados Unidos en este entramado paraestatal recordó que en la región se aplica un lawfare, que es el uso selectivo de la justicia para inhabilitar a líderes políticos y sociales en la región.En Brasil primero con Dilma y luego con Lula. Esto le puede pasar a Cristina Kirchner. Puede pasar con Evo Morales”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter