lunes 21 de septiembre del 2020

   

Ahora

Pese a la promesa de mejoras salariales, la protesta de la Bonaerense continúa

 

Policías de la provincia de Buenos Aires volvieron a protestar hoy, por segundo día consecutivo, en distintas localidades para reclamar un aumento salarial y mejoras en las condiciones de trabajo, pese a los anuncios del gobierno de Axel Kicillof en ese sentido.

Agentes de la Fuerza se manifestaron en la capital provincial, en La Plata, y también en ciudades del interior bonaerense y del Gran Buenos Aires, como Lomas de Zamora, Morón, Merlo y San Martín, donde bloquearon el tránsito, hicieron sonar las sirenas de sus patrulleros y encendieron fuegos artificiales.

Otro de los focos de la protesta se instaló frente al Centro de Coordinación Estratégica de la Policía bonaerense en La Matanza, en el cruce de la autopista Riccheri y Camino de Cintura (Puente 12), donde horas antes funcionarios provinciales habían anunciado aumentos salariales en una rueda de prensa, pero sin precisiones sobre el porcentaje.

Acompañados por familiares, exonerados y retirados en varias de las manifestaciones, los efectivos dijeron que cobran 40 pesos por hora, al tiempo que también reclamaron mejores condiciones laborales, uniformes y «el derecho al acceso a la vivienda». A la vez, solicitaron elementos para la prevención del Covid- 19, ya que las fuerzas de seguridad son uno de los sectores más afectados por los contagios del coronavirus a raíz de su exposición.

En el caso de la manifestación de los uniformados en Lomas de Zamora, la misma se realizó frente al palacio municipal y continuaba hasta entrada la tarde. En este contexto, la Casa de Gobierno bonaerense ubicada en la ciudad de La Plata permaneció este martes vallada en todo su perímetro, a modo de prevención.

Las protestas se llevaron adelante horas después de que el Gobierno bonaerense anticipara que otorgará en los próximos días una «mejora salarial importante», después de que se iniciara este lunes el reclamo de los efectivos en la Provincia. El Ejecutivo bonaerense indicó que el aumento «estaba previsto y planeado» con anterioridad debido al «atraso de un 30 por ciento que hubo entre 2016 y 2019» en los ingresos de los uniformados.

«Queremos adelantar que esta semana se va a anunciar una mejora salarial importante para la Fuerza. Todavía no está definido (el porcentaje del incremento). Lo estamos trabajando con las readecuaciones presupuestarias», señaló el jefe de Gabinete, Carlos Bianco. Acompañado por el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, Bianco dijo que el Gobierno provincial se «sorprendió» con las protestas en medio de la pandemia de coronavirus.

El pedido de aumento de los policías es de un 60 por ciento para todas las jerarquías y escalafones, así como una suba sustancial en las horas de trabajo CORES, el término para las extras, así como un tope de jornada y un reconocimiento a «la insalubridad de la tarea policial».

Integrantes de la Bonaerense dejaron trascender que la protesta es porque «la guita no alcanza» y trazaron una comparación con los uniformados de otras jurisdicciones, al señalar que un comisario de esa fuerza gana 60 mil pesos por mes, mientras quienes ostentan el mismo rango en la de la Ciudad perciben 145.000 pesos y en Córdoba 170.000 pesos.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter