sábado 4 de julio del 2020

   

Ahora

Por la cuarentena, estiman que la inflación del segundo trimestre será la más baja en 4 años

 

La inflación del segundo trimestre, abarcado por completo por la cuarentena, podría ser la más baja de los últimos cuatro años. Así lo señalan diferentes estudios privados.

La suba de precios minoristas en el período abril-junio sería “inferior al 5%” y representará “el menor valor para un trimestre” desde el período julio-septiembre de 2016, destacó la consultora Ecolatina, que a su vez anticipó una inflación para junio que “no superará el 2%”.

Sin embargo, la entidad apuntó que “la significativa desaceleración de la inflación responde más a la pandemia/cuarentena, que trastocó las decisiones de todos los agentes de la economía, que a la política antiinflacionaria”.

En ese sentido, el director de la entidad, Lorenzo Sigaut Gravina, identificó los factores que “acelerarán la inflación en la segunda mitad del año”.

Entre ellos, destacó “el despertar de diversos precios gracias a la finalización de las restricciones, el encarecimiento de costos por los protocolos sanitarios que impone la ‘nueva normalidad’, la presión cambiaria latente por la creciente emisión para financiar al fisco, la mayor injerencia de la brecha en la formación de precios producto del endurecimiento del cepo y la reanudación de las paritarias”

Por su parte, el economista de Management & Fit, Matías Carugati, consideró que “con la cuarentena, muchos comercios estuvieron cerrados, los precios quedaron sin ajustar e incluso algunos bajaron”, pero que en tanto se vayan levantando las restricciones “el reacomodamiento de precios relativos se va a reflejar en un índice más alto”.

Miguel Boggiano, de Carta Financiera, supeditó la inflación de los próximos meses a “lo que siga haciendo en Banco Central” tanto con la emisión monetaria como con la absorción de pesos mediante las leliq.

“Hacen algo muy parecido a lo que se hacía con (el ex presidente Mauricio) Macri: emiten pesos y después esterilizan con leliq”, señaló Boggiano, al tiempo que previó que “con la vuelta de la actividad va a caer la demanda de dinero y habrá más pesos en circulación”.

Un anticipo de ese fenómeno pudo observarse en la composición del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo, en el que el capítulo “Prendas de vestir y calzado” registró un alza del 7,5%, cinco veces más que el 1,5% general, en consonancia con la reapertura gradual de comercios de esos rubros en diferentes puntos del país.

La medición de Ecolatina entre la primera quincena de junio y el mismo período de mayo indicó una inflación de 1,6%, que le permite anticipar una inflación que “no superará el 2%” en todo el mes.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter