viernes 15 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Primer cortocircuito de la nueva Alianza: Carrió disparó contra Macri y la UCR por los fondos de campaña

 

La diputada nacional por la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI) y precandidata presidencial, Elisa Carrió, disparó contra el radicalismo y el líder del PRO, Mauricio Macri. “La gente me pidió República, ya está la posibilidad de la República; ahora guarda con lo que van a elegir porque la libertad y la responsabilidad es de ustedes”, afirmó.

“La gente me pidió República, ya está la posibilidad de la República; ahora guarda con lo que van a elegir porque la libertad y la responsabilidad es de ustedes, así que sean inteligentes”, advirtió Carrió y agregó que piensa ganar las PASO de agosto “sólo por la fuerza de la dignidad y la conciencia de un pueblo”.

La diputada nacional aseguró además que en caso de perder la interna frente a Mauricio Macri y Ernesto Sanz (UCR) “acompañará al que gane”, hasta las generales de octubre y dejó entrever que se alejará de la actividad política, si no logra imponerse en los comicios internos.

Renglón seguido, disparó: “Yo soy, en realidad, soy un peligro para el establishment, porque no hago negocios, no me financia nadie. A diferencia de Macri o del radicalismo, yo no me financio con grandes empresarios”.

“Así que -continuó- los que van a estar preocupados si gano la interna no va a ser la sociedad, van a ser ellos (por los grandes corporaciones económicas)”.

Carrió adelantó además que si no resulta elegida como la candidata presidencial del flamante espacio que tuvo su génesis en la Convención radical de Gualeguaychú se “irá afuera”.

“He tomado una decisión, me voy a ir afuera; que quede mi liderazgo, que quede mi carisma, que quede mi formación”, aseveró.

Enigmática la dirigente chaqueña agregó: “Conozco las diferencias. Entonces, para no molestar, sobre todo al pueblo argentino, yo me voy a retirar, pero sepan que no me tienen que llamar (porque) cuando las papas queman soy yo la que estoy defendiendo y luchando por la República hace 20 años”.

“No me vayan a buscar; yo no voy a molestar pero, no me vayan a buscar”, insistió.

Asimismo, Carrió sostuvo que no participará de un armado de listas conjuntas (a legisladores nacionales) con el macrismo y la UCR, algo que buscaban las otras dos fuerzas de mayor volumen territorial y económico.

“Vamos a una interna legitima, pero no vamos a participar de listas conjuntas, porque vamos a mantener nuestra ética en términos de fondos de campaña”, aseveró y remarcó que su gran “apuesta” es “ganar sin dinero; sólo por la fuerza de la dignidad y la conciencia de un pueblo”.

“Esa es mi gran apuesta; hoy parece imposible, pero todavía para agosto falta mucho”, se ilusionó y agregó: “Si hay una mayoría que quiere apostar por una República distinta y ganar con la fuerza de la dignidad acá tienen su candidata”.

Por otra parte, Carrió criticó la cena de recaudación de fondos del PRO en el predio de la Sociedad Rural,  que recaudó 130 millones de pesos para financiar la campaña presidencial del actual alcalde porteño.

“Es legal, pero no lo comparto. El día que yo sea presidenta quiero, llegar sin ningún compromiso. Hay precios que uno en la vida no está dispuesto a pagar”, apuntó.

Con todo, la diputada nacional destacó que la flamante alianza con sus socios macristas y radicales que dijo llevó a cabo “con mucha paciencia durante un año, casi como una jugada de ajedrez, con jaque mate incluido, dio resultado” lo que a su criterio, deja un mapa electoral con una “oposición unida” y un “PJ fragmentado”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter