lunes 16 de julio del 2018

   

Ahora

Prisión domiciliaria a represores: “Hay un clima que lo fomenta, La Nación colaboró con el Proceso”

 

El periodista Osvaldo Papaleo se refirió a la resolución judicial de otorgarle la prisión domiciliaria al represor Miguel Etchecolatz, que aún no se efectivizará por una decisión de primera instancia que le impide tener ese beneficio.

“Lo de Etchecolatz es muy grave porque es una persona muy especial, es un mesiánico. (…) Nosotros estábamos en esa especie de campo de concentración urbano y él iba y a las 4 de la mañana se desnudaba y se enterraba en un pozo. Era un brotado mal pero además era el tipo más duro e inflexible entre los torturadores, más que Camps inclusive”, relató en diálogo con Gustavo Sylvestre por Radio Del Plata.

Papaleo, secuestrado y torturado durante la dictadura cívico militar, aseguró que el ex jefe de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires durante la última dictadura cívico militar “es un tipo que seguramente tuvo que ver algo” en el secuestro y desaparición de Julio Jorge López.

“Si hay una característica de este grupo era el antisemitismo. Yo lo ví y estoy hablando por los Timerman, por los Graiver, por los Brodsky y por (el ex ministro de Obras Públicas de la Provincia) Liberman”, explicó. “El grupo Cabildo de Massot, que está de actualidad el apellido, la familia Massot mandaba a los interrogadores. Un grupo que publicó en la tapa de la revista Cabildo la esvástica”.

“A mí me extraña que en las circunstancias estas en las que está por salir Etchecolatz a la prisión domiciliaria, las organizaciones judías no digan nada, no se expresen. Estas cosas que te estoy diciendo, están en el juicio, en la condena que recibió Etchecolatz”, lamentó Papaleo.

En este sentido, señaló que “parte de la estructura de pensamiento que hay en el Gobierno, en el fondo el Proceso no les duele”.

“Lo que vivió la Argentina fue una cosa espantosa. Pensemos las torturas, las violaciones, la quita de los niños, la introducción de pequeños animales en las vaginas de las mujeres durante la tortura. ¡Tengamos noción de lo que pasó!”, exclamó el hermano de la viuda de David Graiver.

Papaleo advirtió además que el traslado de Etchecolatz a su domicilio es parte de un plan para operar políticamente a favor de la libertad a los represores. “Están convencidos de lo que hacen, Etchecolatz no sale ahora a la calle como un abuelito bueno que se va a portar bien sino que sale a operar, a prestarse de hacer declaraciones porque siempre hay grupos que especulan con esto”.

“Hay un clima general que lo fomenta. Yo leo los editoriales del diario La Nación y habla con una generalización. La Nación colaboró en el Proceso y en el genocidio. Hay un amplio sector del periodismo que colaboró: nuestras declaraciones, sacadas bajo tortura, se publicaron en la revista Somos de Editorial Atlántida. Esas revistas tenían un staff de periodistas que en muchos casos siguen trabajando de periodistas haciendo caso omiso su pasado”, alertó.

“A mí me acusaron en la revista Somos de haber presentado a Graiver con los Montoneros. Con Carlos Campolongo, que era mi abogado, enviamos un telegrama a la Editorial Atlántida exigiendo que se retracten de estas acusaciones; y esa misma noche me raptaron y me llevaron a un campo de concentración y a dos días me torturaron. Y el torturador, el comisario Darío Delfín Rojas, tenía el original del telegrama que le enviamos a Atlántida”.

“La relación que hubo de un sector importante del periodismo con los grupos de tortura y desapariciones era muy grande”, subrayó. “Pegaron el garrochazo en el aire y hoy hablan de libertad de expresión”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter