domingo 18 de agosto del 2019

   

Ahora

PROTOCOLO DE SEGURIDAD | Roncaglia: “No vamos a salir a matar a nadie”

 

El jefe de la Policía Federal, el comisario Néstor Roncaglia, habló hoy sobre el nuevo y polémico protocolo de , Seguridad afín a la llamada “doctrina Chocobar”. “No vamos a salir a matar a nadie, dijo, aunque aclaró que esa posibilidad está latente “si esa persona” se convierte “en una amenaza”.

“No vamos a salir a matar a nadie si esa persona no se traduce en una amenaza. La sociedad tiene que estar muy tranquila”, afirmó. En este sentido, Roncaglia explicó que el nuevo reglamento para el uso de armas no tiene que ver con el gatillo fácil.

“El gatillo fácil es obvio que es un exceso en el cumplimiento del deber. Es tirar en cualquier circusntancia y justamente ese no es el mensaje del reglamento. El reglamento habla de condiciones en las que yo puedo disparar”, dijo a FM Millenium.

Roncaglia consideró que el protocolo “no es una invitación a disparar a mansalva” sino que se aplica “donde hay un peligro inminente, donde tenés que defender la vida de terceros o la propia vida”.

El Ministerio de Seguridad modificó el “Reglamento General para el empleo de las armas de fuego por parte de los miembros de las fuerzas federales de seguridad” para readaptarlo a las necesidades en “situaciones de peligro inminente” a principios del mes.

A partir de estas modificaciones se habilita el uso de armas de fuego ante un “peligro inminente”, que puede ser “actuar bajo amenaza” o ante la presunción de que el sospechoso tenga un arma letal. Pero también permite disparar con armas de fuego ante una persona que huye.

En su artículo 2 el reglamento da luz verde al uso de armas de fuego “cuando resulten ineficaces otros medio no violentos”, en los siguientes casos:

a) En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves.
b) Para impedir la comisión de un delito particularmente grave, que presente peligro inminente para la vida o la integridad física de las personas.
c) Para proceder a la detención de quien represente ese peligro inminente y oponga resistencia a la autoridad.
d) Para impedir la fuga de quien represente ese peligro inminente, y hasta lograr su detención.

Por otra parte, en su artículo 5, se señalan las circunstancias en las que se considerará que existe “peligro inminente” y que, por ello habilitarán al uso de armas de fuego. Estas situaciones son:
a) Cuando se actúe bajo amenaza de muerte o de lesiones graves para sí, o para terceras personas.
b) Cuando el presunto delincuente posea un arma letal, aunque luego de los hechos se comprobase que se trataba de un símil de un arma letal.
c) Cuando se presuma verosímilmente que el sospechoso pueda poseer un arma letal, por ejemplo, en las siguientes situaciones:
c.1.- Cuando integrase un grupo de dos o más personas y otro miembro del grupo posea un arma o haya efectuado disparos, o haya lesionado a terceras personas
c.2.- Cuando trate de acceder a un arma en circunstancias que indiquen la intención de utilizarla contra el agente o contra terceros.
c.3.- Cuando efectuase movimientos que indiquen la inminente utilización de un arma.

d) Cuando estando armado, busque ventaja parapetándose, ocultándose, o mejorando su posición de ataque.
e) Cuando tenga la capacidad cierta o altamente probable de producir, aún sin el uso de armas, la muerte o lesiones graves a cualquier persona.
f) Cuando se fugue luego de haber causado, o de haber intentado causar, muertes o lesiones graves.
g) Cuando la imprevisibilidad del ataque esgrimido, o el número de los agresores, o las armas que éstos utilizaren, impidan materialmente el debido cumplimiento del deber, o la capacidad para ejercer la defensa propia o de terceras personas.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter