jueves 19 de octubre del 2017

   

Ahora

Parrilli: “Por primera vez en la Argentina se publica la estructura orgánica de la Inteligencia”

 

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, calificó al día de hoy como “histórico para la calidad institucional” de la Argentina por la puesta en marcha de ese nuevo organismo que, indicó, tiene como objetivo “cuidar y no espiar a los argentinos”.

“Es un día histórico para la calidad institucional porque la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha tomado la decisión valiente e histórica de crear una Agencia de Inteligencia destinada a cuidar y no espiar a los argentinos”, aseveró Parrilli en una conferencia de prensa que brindó hoy en Casa de Gobierno acompañado del subsecretario de Inteligencia, Juan Martín Mena.

Con esta introducción, Parrilli presentó los detalles de la Nueva Doctrina de Inteligencia que puso en marcha hoy el decreto 1311 que publica hoy el Boletín Oficial con la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

“Por primera vez se publica la estructura orgánica de este organismo, lo que le da transparencia en cuanto a las actividades que lleva adelante, al otorgarle control parlamentario e institucional”, dijo Parrilli, que recordó que en Argentina las actividades de inteligencia siempre tuvieron “un aura de secreto”.

afi

Además, destacó “la profesionalidad” que le dará la nueva doctrina a todas las tareas de inteligencia que se realicen desde la AFI, que estarán dirigidas a “problemas relevantes que impliquen amenazas para la Argentina” y no a “espiar a los argentinos”.

Según precisó, esas áreas de interés de la AFI serán el “terrorismo, atentados contra el orden constitucional y la vida democrática, la criminalidad organizada, la trata, la delincuencia económica y financiera, el tráfico de armas y los delitos informáticos (dirección de ciberseguridad)”.

Además, en este mismo marco, el funcionario cedió el control de la Oficina de Observaciones Judiciales de la ex SIDE, denominada OJOTA, a la Procuración General de la Nación que a partir de ahora, a través del Departamento de Interceptación de Captación de las Comunicaciones (Dicom), a cargo de la fiscal Cristina Caamaño, se encargará de las escuchas judiciales.

Así, será la Procuración la que ahora se encargue del “manejo y control de las escuchas telefónicas ordenadas por los jueces”, dijo.

A través de un decreto, ambos funcionarios fueron designados hoy formalmente como director general y subdirector general, respectivamente, de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el flamante organismo que reemplaza a la disuelta Secretaría de Inteligencia (SI).