miércoles 30 de septiembre del 2020

   

Ahora

Quirós admitió que el comportamiento ante la apertura de bares en la Ciudad «no fue bueno»

 

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, reconoció hoy que el comportamiento de la gente en el primer fin de semana de apertura de bares y restaurantes en la Ciudad «no fue bueno». Y criticó que se haya visto «gente sin barbijo, y a menos de metro y medio de distancia».

«Lo que pasó el primer día no fue bueno, así como no fue bueno lo que pasó el primer día que habilitamos la actividad física», aseguró Quirós sobre la autorización que rige en la Ciudad de Buenos Aires para que los bares y restaurantes puedan ofrecer sus servicios en mesas ubicadas en las veredas.

«Se entiende que haya gente que tenga necesidad de salir, pero necesitamos hacerlo como corresponde», agregó esta mañana Quirós durante la conferencia de prensa en la que se informa sobre la situación del coronavirus en la Ciudad.

Luego, pidió que la gente «cumpla con la normativa» de distanciamiento y uso de tapaboca ya que, resaltó, «todavía no hemos terminado nada, no se ha resuelto nada».

«Nosotros tenemos que construir ciudadanía, tenemos que ser capaces de transitar el espacio público de manera cuidada y cumpliendo la normativa», enfatizó el funcionario porteño, quien admitió que existe agotamiento tras «seis meses de esfuerzo colectivo».

Luego de las críticas que recibió el Gobierno porteño por la apertura de bares y restaurantes, el ministro de Salud defendió la medida al asegurar que tomaron esa medida porque «estos encuentros estaban ocurriendo».

Por eso, señaló, desde el Gobierno porteño decidieron «llevarlos a un lugar abierto, mucho más seguro», que además permite que estén «a la vista».

«Con esto estamos haciendo gestión sanitaria y social», aseveró el titular de la cartera sanitaria porteña.

Quirós aseguró que los informes epidemiológicos de la Ciudad de las últimas semanas daban cuenta de que gran parte de los contagios se producían en encuentros sociales e insistió con que, por esa razón, se decidió esta apertura con «el criterio de invitar a la gente a que no se encuentre en lugares cerrados que es el lugar más peligroso de todos».

Sobre la situación de la pandemia en la Ciudad, el ministro señaló que hay «subidas y bajadas de entre 1.100 y 1.300 casos por día», pero que esa cifra se mantiene estable. «Hemos logrado aplanar la curva durante ocho semanas», indicó.

También se refirió a la ocupación de camas que en el sector público alcanza al 62 por ciento mientras que en el privado «está un poco más estresado, con el 71 por ciento de las camas ocupadas».

Por otra parte, al ser consultado sobre las declaraciones del presidente Alberto Fernández, quien dijo que no dudará en «apretar el botón rojo» y volver a fase uno si aumentaban los contagios, Quirós dijo estar de acuerdo ya que la situación de la pandemia varía en cada distrito.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter