lunes 17 de junio del 2019

   

Ahora

Quita de subsidios: La Pampa dictó la emergencia del transporte público

 

La eliminación de los subsidios al transporte que dispuso el Gobierno nacional en el Presupuesto 2019 ya genera crujidos en las provincias. El servicio de transporte interurbano en La Pampa está en emergencia y ya se redujeron las frecuencias de varias líneas de colectivos. Una situación similar vive Córdoba, donde 300 localidades quedan sin transporte interurbano.

El director de Transporte de La Pampa, Gustavo Minetto, dijo que la provincia “no está en condiciones de aportar” los recursos para compensar la pérdida de los subsidios al transporte urbano e interurbano.

Se trata de una consecuencia directa de la decisión del presidente Mauricio Macri de quitar los subsidios al boleto y al gasoil en el transporte público de todo el país, medida que comenzó a regir el 1 de enero. Implica lisa y llanamente un tarifazo para los usuarios.

El funcionario reveló que desde Nación pretendía que La Pampa aporte 43 millones anuales y el gobierno nacional 10,2 millones, para formar un fondo compensador del cual el Estado nacional se reservaba la administración.

“Ellos nos decían adonde iba la plata. Nos pedían 43 millones y ellos decían como repartirlo. Y nos daban nada más que 10,2 millones”, remarcó Minetto.

El recorte formó parte de unas de las exigencias que impulsó Cambiemos para reducir déficit fiscal tras el acuerdo que firmó con el Fondo Monetario Internacional.

En una solicitada publicada en el diario pampeano La Arena, la empresa Autobuses Santa Fe (ASF) advierte que darán por finalizado “la prestación del servicio en los próximos días” por la pérdida de los subsidios de Nación.

“Autobuses Santa Fe advierte: en estas condiciones, cesaremos la prestación del servicio en los próximos días. Desconocemos quién compensará la pérdida de los subsidios nacionales, la provincia no firmó el pacto fiscal y el municipio dice que no tiene herramientas para afrontar los costos”, indican en el texto.

Y agrega: “A eso hay que agregarle que la tarifa firmada, que aún no está en vigencia, no contempla siquiera la devaluación del último trimestre del 2018, y el precio del combustible que se nos triplicó a partir del día de hoy”.

Cuando el Congreso se aprestaba a aprobar el Presupuesto 2019, la firma advirtió a sus usuarios que si la iniciativa se aprobaba tal como estaba, con el recorte de la totalidad de los subsidios al transporte, el boleto debería subir de los $15,15 actuales a $40, algo que se tornaría impagable para los pasajeros.

“En este estado de cosas, le comunicamos a la población que la empresa adoptará las medidas pertinentes para preservar su capital, y que el servicio se dejará de prestar en los próximos días. Mientras eso suceda, solo se prestará un servicio de emergencia”, finaliza.

Ante la grave situación, el intendente Leandro Altoalguirre firmó este viernes al mediodía una resolución que declara en emergencia el servicio de transporte urbano de pasajeros.

La emergencia permite apartarse de ciertos ítems del pliego de concesión para evitar una escalada fuerte del valor del boleto.

En tanto, la empresa Turismo General Pico SRL ya decidió, desde el primer día del año, reducir el servicio de transporte de pasajeros tres días a la semana.

“Es por el recorte de subsidios de Nación, que el Gobierno Provincial no puede absorber”, indicó el titular de la empresa del transporte, Juan Carlos Capellán. El empresario indicó que “no es una decisión solo nuestra, ocurrirá con todos los servicios de pasajeros provinciales y nacionales. Sin subsidios y con los aumentos de combustibles no se puede brindar un recorrido normal. Incluso, es muy probable que debamos ajustar las tarifas”.

Delegados de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) mantuvieron una reunión con diversas empresas de transporte, donde se trató un potencial reemplazo de Autobuses Santa Fe en caso de que ésta rompa el contrato y abandone la ciudad.

“Se cae todo el transporte provincial”, indicó gravemente a La Arena José Alvarez, secretario adjunto de la UTA.

“Esto no es Buenos Aires, donde se hacen viajes de dos horas: acá la gente si no puede pagar la tarifa se mueve en bici o se arreglan entre tres o cuatro para viajar en un auto para el trabajó así se nos viene abajo todo el servicio”, expresó preocupado.

En Córdoba, la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) también advirtió que al menos 300 localidades quedarán sin colectivo tras la pérdida de subsidios del Gobierno nacional.

En diálogo con Diario Pulse, el presidente de la Fetap, Enzo Noriega, explicó que de un total de 1.198 colectivos que prestan servicios interurbanos, el subsidio provincial alcanzará sólo a 624. “Esto implica que se verían afectadas 300 localidades”, señaló.

El titular de la cámara de transporte, indicó que “actualmente hay 1200 millones anuales en subsidio que desde el 1 de enero de 2019 ya no están más. Y el incremento de la tarifa no resuelve el problema porque va a disminuir la cantidad de carga y de pasajeros”.

En este sentido, Noriega alertó a Diario Pulse que “quedarían pueblos aislados”.

El sistema de transporte interurbano de la provincia de Córdoba involucra a 46 empresas que emplean, en conjunto, a 3.900 personas y cuenta con cerca de 1.200 colectivos activos, que recorren mensualmente 13,5 millones de kilómetros y comercializan 6 millones de pasajes.

“El subsidio en algunas regiones del interior es extremadamente necesario, le están pegando fuerte al más necesitado”, agregó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter