lunes 25 de septiembre del 2017

   

Ahora

Renault-Nissan invierte 600 millones de dólares para fabricar nuevos modelos de Pick Up

 

La automotriz Nissan anunció hoy a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que comenzará a producir en el país tres nuevos modelos de Pick Ups destinados al mercado local y a toda Sudamérica, en la planta que la firma Renault posee en la localidad cordobesa de Santa Isabel.

La inversión de Nissan será de 600 millones de dólares y el nuevo emprendimiento permitirá generar unos 3.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

El anuncio fue realizado esta tarde en un acto que encabezó la presidenta en Casa de Gobierno, tras una reunión que mantuvo con el director general de Renault en Argentina, Thierry Koskas, y Chairman de Nissan para América Latina, José Luis Valls, a quienes se sumó por teleconferencia Carlos Ghosn, CEO y titular del Consejo de Administración de Renault, CEO de Nissan, y la ministra de Industria, Débora Giorgi.

“Es una inversión tan importante que ha sido anunciada justamente por el CEO global en Estados Unidos, y significa, entre otras cosas, la generación de mil puestos de trabajo directo y otros miles indirectos en automotrices, proveedores, logística. Se transforma la vieja y querida fábrica de Santa Isabel en una de las más modernas plantas de todo el mundo”, explicó la Presidenta en el anuncio.

Para Cristina, la inversión de 600 millones de dólares que realizará la japonesa Nissan Motor Corporation permitirá “transformar a la vieja y querida planta de Renault, en Santa Isabel, en una de las plantas más modernas del mundo”, terminal que en 2015 cumple 60 años de producción desde la provincia de Córdoba.

La Presidenta expresó su “orgullo” por los anuncios en el marco de un clima en el que “todos anunciaban catástrofes y cosas que veían mal” y destacó que el próximo gobierno contará con dichas inversiones y con “lo que hemos cimentado en estos doce años” en términos de producción en el país.

Con este anuncio, la firma japonesa producirá por primera vez en la Argentina, abandonando su etapa de neto importador, y se convertirá en la duodécima terminal que formará parte de la ADEFA, la Asociación de Fábricas de Automotores.

El proyecto es parte de la alianza que Nissan-Renault y Mercedes Benz mantienen a nivel global, y en su capítulo local permitirá montar una nueva línea de producción en Santa Isabel para la fabricación de la pick up Nissan NP300 Frontier a partir de fines de 2017 y principios de 2018, con una integración de autopartes locales del 50 por ciento, aunque no está definido es si el motor que impulsará estas unidades será fabricado en el país.

Con este desarrollo, Argentina se integrará a la red de fabricación global para la nueva NP300 Frontier que también incluye a México, Tailandia y España.

Como parte del mismo Convenio de Cooperación Estratégica que comenzó en abril de 2010, las nuevas instalaciones industriales hacia mediados o fines de 2018 permitirán producir una pick up Renault que compartirá aspectos con la Frontier, pero tendrá un diseño diferenciado en sintonía con la identidad visual de la marca francesa.

A las dos pick ups de una tonelada, se sumará hacia finales de la década en la misma línea de producción un modelo similar para la automotriz Mercedes Benz, a pocos días de que la empresa alemana hiciera pública su decisión de ingresar al segmento.

En conjunto, los tres modelos tienen una proyección de producción de 70.000 unidades al año, de las cuales el 70 por ciento estará destinado a los mercados de exportación, mientras que la otra planta en que se reproducirá este acuerdo de fabricación conjunta será la localizada en la ciudad española de Barcelona, donde se producirán 120.000 vehículos al año.

Valls detalló en un encuentro con la prensa, que “Nissan apuesta fuertemente en el país con una inversión que le permitirá desembarcar como terminal en el país a través del anuncio de producción de una nueva pick up, con un inicio de producción para fines de 2017 que permitirá generar 1.000 nuevos empleos directos y otros 2.000 indirectos”.

La inversión comenzará a ejecutarse de inmediato y estará orientada en unos 300 millones de dólares a la construcción de la nueva planta y otros 300 millones para el desarrollo de proveedores, además de lo que podrá demandar el redimensionamiento de la red de concesionarias y de servicios de postventa que requieren los objetivos de la nueva terminal.

La marca Nissan tendrá complementación a nivel regional por la cual la filial argentina tendrá su especialización en pick ups, y la planta del vecino Brasil continuará produciendo vehículos de la plataforma B con modelos como el March y el Versa.

La marca japonesa presentará la nueva camioneta durante el Salón del Automóvil de Buenos Aires, que se realizará a mediados de junio, y estará a la venta en Argentina a fines de 2015, inicialmente importada desde México, hasta el inicio de su producción en Córdoba.