viernes 21 de julio del 2017

   

Ahora

Cayó un 55% la inversión en el sector espacial argentino y se dispara nueva migración de profesionales

 

La inversión en el desarrollo espacial argentino cayó un 55% y golpea fuerte en la fabricación, lanzamiento y operación de satélites, impulsada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y las empresas del Estado Nacional Veng y Arsat.

El sitio Latam Satelital, especializado en brindar información sobre el sector espacial, mostró que desde 2007, donde se inicia el análisis, las inversiones en el sector espacial argentino fueron en una dirección marcadamente ascendente.

Dichas inversiones claves para la industria satelital se vieron interrumpidas con la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada. “Este quiebre ya tuvo como consecuencia la migración de profesionales hacia otros destinos y comienza a cerrar el camino que Argentina había iniciado y que fuera establecido por ley en el caso de los satélites de comunicaciones, para posicionarse a nivel mundial en el diseño y fabricación de satélites”, señala Latam.

En el caso de Conae, su presupuesto asignado por ley fue ejecutado parcialmente al mismo tiempo que la moneda se devaluaba en un 40% respecto al dólar, por lo cual en términos reales la capacidad de compra del organismo se vio fuertemente afectada.

El golpe mortal fue la decisión del Gobierno de paralizar la construcción del satélite Arsat-3 que ya había emprendido la anterior gestión. Tal medida generó una discontinuidad en los equipos de trabajo de Invap y sus contratistas.

(Crédito: Fuente: Latam en base a datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. ARSAT, VENG, y CONAE)

(Crédito: Latam en base a datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. ARSAT, VENG, y CONAE)

Al finalizar un año de gestión, las cifras de inversión realizada por Arsat, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales y la empresa VENG SA, demuestran que durante 2016 la inversión satelital se redujo en un 55%. Mientras que en los años 2010-2015 la inversión nacional en el sector había llegado a valores superiores a los 200 millones de dólares por año y, entre 2013-2015 llegó a un promedio superior a los USD 250 millones anuales, esta gestión redujo la inversión en el campo satelital a sólo USD 127,2 millones”, detalla el sitio especializado en temas satelitales.

Y explican que la caída no se explica sólo con la devaluación de la moneda producida a principios de año, “sino que también obedece a una caída en valores absolutos de la inversión de $2.725 millones durante 2015 a sólo $1.906 durante este 2016”.

(Crédito: Fuente: Latam en base a datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. ARSAT, VENG, y CONAE)

(Crédito: Latam en base a datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. ARSAT, VENG, y CONAE)

Guillermo Rus, director de Latam Satelital y el economista Gabriel Martínez trazaron un panorama desolador para el sector también en 2017: estiman que la inversión por parte de Arsat continuará siendo nula ya que no obtuvieron autorización para iniciar Arsat-3.

“En el presupuesto 2017 se establecen 345 millones de pesos para la inversión de Veng (19,2 millones de dólares) y 1.307 millones para la Conae (72,9 millones de dólares). Por lo que indicaría una caída mayor en términos adquisitivos para el sector espacial argentino, considerando el ajuste del tipo de cambio previsto en la Ley de Presupuesto para el año 2017″, concluyeron.