lunes 14 de octubre del 2019

   

Ahora

Revés judicial para Macri: rechazan un pedido de nulidad y la causa del Correo Argentino seguirá abierta

 

La Cámara Federal avaló la investigación judicial que lleva adelante el juez Ariel Lijo por el acuerdo espurio entre la empresa Correo Argentino, que pertenecía a la familia de Mauricio Macri, y el Estado para el pago de una deuda millonaria. Además, los camaristas ratificaron las indagatorias a los imputados, entre los que se encuentra el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia rechazaron los pedidos de nulidad que habían hecho tanto los directivos de Correo como el actual ministro de Defensa y exministro de Comunicaciones, Oscar Aguad. El propio Presidente está imputado en esta causa, aunque nunca fue citado a declarar.

Los defensores de los imputados, entre ellos quien presidía Correo Argentino, Jaime Cibils Robirosa; su abogado, Jaime Leonardo Kleidermacher, y los funcionarios Oscar Aguad (que por entonces era ministro de Comunicaciones) y Juan Manuel Mocoroa habían planteado diversos pedidos para cerrar el caso, argumentando una inexistencia de delito.

Sin embargo, la Cámara confirmó las decisiones del juez Ariel Lijo, por lo que la causa seguirá abierta y el magistrado tendrá que resolver la situación procesal de los imputados.

La causa investiga lo ocurrido durante el proceso de concurso preventivo de la empresa. En ese entonces, Aguad -que era ministro de Comunicaciones- aceptó aplicar una quita del 98% sobre la deuda que tenía el Correo Argentino tenía con el Estado. La empresa, propiedad de la familia del mandatario, propuso pagarle al Estado pagar la deuda original (sin intereses), equivalente a un monto de 300 millones de pesos. Un arreglo sumamente beneficioso para la firma, ya que se calcula que su deuda con el Estado es de unos 4000 millones de pesos.

Aguad y su asesor, Mocoroa, están imputados por haber negociado con los directivos de la empresa. El acuerdo llegó a firmarse, pero no se llevó a cabo porque la fiscal ante la Cámara Comercial Gabriela Boquin denunció que era abusivo.

La fiscal fue recusada por la familia Macri y apartada del expediente comercial, pero luego fue ratificada por la Corte Suprema para que continúe con la investigación.

El polémico acuerdo no se aplicó a raíz del escándalo desatado en los medios, que llevó al Presidente a instruir a Aguad «para que volvamos a foja cero».

Ahora la Sala II de la Cámara sostuvo que en el caso hay hechos controvertidos y posiciones contrapuestas que deben ser investigadas y aclaradas. En este sentido, los jueces argumentaron que si la cuestión quiere debate, la vía (intentada con la falta de acción) “es inadecuada”.

Los jueces Izurzun y Bruglia confirmaron el rechazo del juez al planteo de nulidad de las defensas sobre el dictamen del acusador, que pedía suspender las indagatorias de los imputados. “El acusador efectuó un relato de los hechos y de las pruebas colectadas, valorando la participación que en ellos tuvieron -a su entender- los investigados”, afirmaron.

El juez Lijo, de acuerdo al fiscal Gerardo Pollicita, había rechazado los planteos y ratificado un accionar irregular por parte los representantes del Estado dirigido a beneficiar a una empresa privada en perjuicio de intereses públicos.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter