domingo 19 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Alerta por el fuerte recorte de fondos que impulsa el Gobierno en Ciencia y Tecnología

El ex presidente del Conicet Roberto Salvarezza denunció el recorte en Ciencia y Tecnología que prevé el presupuesto 2017 del gobierno de Mauricio Macri. “Si no seguimos aumentando la inversión lo que va a pasar es que los jóvenes investigadores se van a ir”, alertó.

“En 2002 el porcentaje en Ciencia y Tecnología era el 0.4 del PBI y fue creciendo paulatinamente con mejora de salarios, infraestructura, creación de proyectos que se fueron financiando. Subió del 0.4 al 0.75, hoy vemos que cae bruscamente al 0.59”, repasó en diálogo con Radio Universidad de La Plata.

Doctor en bioquímica, Salvarezza señaló en este sentido, que “este presupuesto es malo y trae una reducción importante de los recursos que el Estado va a destinar a Ciencia y Tecnología. Ahí están los componentes para el ingreso de investigadores, el componente salarios y funcionamientos de institutos que van a ver resentidos claramente sus actividades”.

Salvarezza roberto

“Esto va a traer consecuencias importantes. Argentina ha perdido históricamente recursos humanos calificados en función de éxodos motivados por razones políticas como fue el del 66´ o 76´ o por motivos económicos como fue la hiperinflación en la época de Alfonsín y también en el 2001 y 2002 con un éxodo enorme que todos recuerdan de Ezeiza, cuando muchos científicos se fueron”.

Salvarezza repasó el impulso del Programa Raíces, que significó la repatriación de más de 1.150 científicos argentinos. “En el 2004, en plena crisis social y económica, el presidente Néstor Kirchner otorgó un 50 por ciento de aumento salarial y de las 200 becas que se venían dando, dio 1400 becas para formar científicos. A partir de ahí, hubo un cambio, se avanzó en poner a la Ciencia en un insumo para el país”.

“Hoy tenemos mucha gente calificada que está trabajando en Inglaterra o en Alemania, contratados desde el exterior. ¿Esa gente va a retornar con estas condiciones, con una reducción del PBI que impacta en su salario y en el funcionamiento del instituto? Todo el ambiente que se crea es de restricción”, agregó.

Tras subrayar que aún “nos falta mucho por recorrer”, advirtió: “Si no seguimos aumentando la inversión lo que va a pasar es que los jóvenes investigadores se van a ir. Van a conseguir oportunidades en el exterior y muchos no van a retornar. Vamos a perder el capital humano que formamos durante 12 años”.

En este marco miembros de la comunidad científica y tecnológica denuncian que el Presupuesto del Gobierno “asesta un duro golpe al corazón de la ciencia argentina, pone en riesgo los logros de la última década y atenta contra cualquier política de fomento del desarrollo económico soberano”.

ciencia y tecnologia

“El Presupuesto es la ´ley de leyes´ y, como tal, define las prioridades. Ante su letra no cabe otra actitud más que ´rendirse ante la evidencia´ de que estamos en presencia de un gobierno que impulsa un gran ajuste en el sector”, explicaron en un comunicado.

“El presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (que incluye no solamente al Conicet sino también a la ANPCyT y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales) pasa del 0.71% del total del presupuesto nacional en 2016 al 0.59% del total en 2017. De este modo, un organismo emblemático como el Conicet, verá seriamente afectada su capacidad de incorporar nuevos investigadores y becarios así como también la de financiar sus tareas”, señaló el grupo CyTA.

Por otro lado detallaron que la reducción no sólo afecta a los organismo dependientes del Ministerio que encabeza Lino Barañao, sino también que la función Ciencia y Técnica del Presupuesto, que determina el financiamiento de todos los órganos descentralizados del sector, reduce su participación en el presupuesto en un 13 por ciento (pasando del 1.5 por ciento al 1.3 por ciento del total).

El INTA, organismo clave en la búsqueda de soberanía en tecnologías vinculadas al agro, reduce su presupuesto en un 25% mientras que el INTI, su análogo para la industria, sufre un ajuste del 27%. En el ámbito de la defensa, organismos como Citedef y Fabricaciones Militares se reducen entre el 7% y el 15% mientras que otras instituciones como el Instituto Nacional del Agua y la Comisión de Energía Atómica ven disminuido su presupuesto real en un 17% y un 12% respectivamente.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter