lunes 2 de agosto del 2021

   

Ahora

Rodríguez Larreta anunció las nuevas restricciones, pero marcó diferencias con la Nación

“No es el miedo lo que nos va a hacer cambiar nuestras conductas”, remarcó el jefe de Gobierno porteño.
 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró este jueves “no estar de acuerdo” con algunas medidas restrictivas establecidas por el Gobierno nacional, como por ejemplo la restricción de la circulación, pero aclaró que “como toda norma la vamos a respetar”.

Al anunciar nuevas medidas en el marco de la situación sanitaria por la pandemia de coronavirus, Rodríguez Larreta aclaró que las mismas son “para seguir fortaleciendo los cuidados individuales y cuidar así también el bienestar integral de todas las personas”.

“Respecto a la restricción a la circulación, no estamos de acuerdo. Pero como toda norma la vamos a respetar”, dijo. Y explicó que la medida “apunta a evitar las concentraciones de gente y no a quienes están volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial”.

En ese sentido, el jefe de gobierno porteño manifestó que “no es el miedo lo que nos va a hacer cambiar nuestras conductas, sino la información, la confianza en la acción colectiva y la visión compartida de que juntos podemos salir adelante”.

“Nuestro rol como Gobierno es sentarnos a la mesa con todos los sectores para ver cómo equilibramos las necesidades de todos mientras nos cuidamos colectivamente”, indicó.

Por último, Rodríguez Larreta hizo referencia al comunicado lanzado por Juntos por el Cambio, el cual rechazaba las nuevas medidas implementadas por el Gobierno nacional al considerarlas “excesivas y mal calibradas”. Por eso, aclaró que “nadie llama a no cumplir las normas, nuestra responsabilidad es hacerlas cumplir”.

Todas las medidas:

En este sentido, el funcionario anunció que a partir de las 0 horas del viernes comenzarán a regir las siguientes medidas:

• Nocturnidad: tal como lo estableció el Gobierno nacional, en los bares, restaurantes, cines y teatros se van a cerrar las puertas a las 23 y no se va a poder entrar. Quienes para esa hora todavía se encuentren dentro, pueden quedarse a terminar su comida o su función y retirarse antes de las 00 hs. Los negocios gastronómicos pueden reabrir a las 6.

• Restricción a la circulación: según manifestó el Gobierno nacional esta medida no apunta a quien está volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial, sino a evitar las concentraciones de gente.

• Movilidad: los comercios no esenciales abrirán a partir de las 10 de la mañana con el fin de escalonar la movilidad de la mañana y evitar que se generen aglomeraciones de trabajadores, estudiantes y docentes.

• Los espectáculos masivos se van a reprogramar y van a cerrar los casinos y los bingos, según manifestó el Gobierno nacional.

• Teletrabajo: se recomienda reducir al máximo posible la cantidad de personas en los lugares cerrados. Gran parte del equipo de Gobierno se encuentra abocado a tareas vinculadas al COVID-19 y en atención al público: en centros de testeos, vacunatorios, hoteles, aeropuertos y call center. Todo el resto va a trabajar de forma remota y la Ciudad le pide al sector privado que acompañe la medida.

• Libre estacionamiento: se va a liberar el estacionamiento en la Ciudad para que todos aquellos que deban movilizarse puedan usar el auto y eviten el uso del transporte público, que se encuentra especialmente destinado para trabajadores esenciales, como también dispuso el Gobierno nacional.

• Fiscalización y controles: se van a reforzar los controles en el espacio público, en las zonas comerciales y gastronómicas, en el transporte público y en los centros de trasbordo, para garantizar el cumplimiento de los protocolos y que las distintas actividades puedan seguir funcionando de manera segura.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter