lunes 14 de octubre del 2019

   

Ahora

Salud a la deriva: sin vacuna contra la fiebre hemorrágica Argentina

 

El ajuste en salud genera una situación crítica para el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas «Dr. Julio Maiztegui» (INEVH) que se ubica en la ciudad de Pergamino, único productor en el mundo de la vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA), alertó la Fundación Soberanía Sanitaria

«El Estado Nacional ha desfinanciado al Instituto que produce la vacuna y el tratamiento para la Fiebre hemorrágica Argentina. Esto provocó que a la fecha 5 millones de personas en riesgo no cuenten con las dosis necesaria para prevenir la enfermedad que es endémica en zonas rurales de nuestro país y que ya está provocando más muertes de las esperadas», indicó la Fundación.

Cabe recordar que la vacuna que previene la FHA se incorporó al Calendario Nacional de Vacunación en 2007.

La institución explicó que la FHA es una enfermedad viral aguda grave, endémica de una zona geográfica limitada de nuestro país, que abarca parte de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, y coincide con el complejo agroindustrial cerealero de exportación del país. También se han notificado casos en San Juan, San Luis, Corrientes, Chaco, Chubut, CABA y Tucumán de personas que han transitado por el área endémica.

Esta enfermedad es producida por el virus Junín, de la familia de los Arenavirus que suele estar presente en algunas especies de roedores silvestres. Estos roedores sufren infección crónica asintomática y eliminan el virus a través saliva, orina, y materia fecal contaminando el ambiente y pudiendo producir la infección accidental en los seres humanos.

La infección al humano se produce principalmente en personas que residen, visitan o trabajan en el medio rural, a través del contacto con la piel (con escoriaciones) o la inhalación de partículas portando el virus.

distribucion dosis

«Desde 2017 el INEVH no cuenta con la capacidad instalada adecuada para continuar con la producción de la vacuna, debido a la necesidad de reparación y renovación de equipos claves para este proceso», alertó Soberanía Sanitaria. «El control de la enfermedad requiere que el INEVH continúe con la producción de vacuna de manera sostenida y mantenga la vigilancia epidemiológica. Hasta la fecha la planta de producción del Instituto Maiztegui continúa paralizada«.

Esta situación ha generado que en 2018 se puedan producir solamente 80.000 dosis de vacunas y en 2019 se haya interrumpido la producción, indicaron los especialistas.

De esta manera, se «pone en riesgo a la población que vive en zonas endémicas, dado que no se puede contar con las vacunas necesarias».

Los datos son alarmantes: entre los años 2018 y 2019 se ha observado un aumento en la letalidad de la enfermedad, similar a años previos al inicio de la vacunación.

«Esta situación produjo una falta de certeza en este último tiempo en cuanto a la cantidad de dosis que efectivamente se podrían producir, habiéndose advertido un preocupante incremento en la letalidad de la FHA. Sus trabajadores aseguran que han realizado todas las gestiones correspondientes. La respuesta a las demandas por parte del gobierno nacional resulta urgente dado que el paso del tiempo aumenta sensiblemente las dificultades en la puesta en marcha de la planta de producción y pone en riesgo a la población», concluye el informe.

Una vacuna producida en Argentina

Nuestro país es el único productor en el mundo de la vacuna Candid #1 que previene la FHA y se aplica a la población de área endémica, con una eficacia del 95%. En el marco de un acuerdo binacional con los Estados Unidos, en el año 1984 se desarrolló la vacuna Candid #1, produciéndose en ese país los
primeros lotes, explicó Soberanía Sanitaria en un detallado informe.

Demostrada la eficacia y seguridad de la vacuna se inició en 1992 la transferencia de tecnología de producción y control desde The Salk Institute (Pennsylvania-USA) hacia el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio Maiztegui” (INEVH) que se ubica en la ciudad de Pergamino, y que fue habilitado en el año 2001 como planta elaboradora de vacunas virales para uso humano. En el año 2003 estuvo en condiciones de producir los primeros lotes de vacuna con los requisitos para usar en humanos y en el año 2007 la vacuna Candid #1 de producción nacional se incorporó en el Calendario Nacional de Vacunación gratuito y obligatorio para poblaciones en riesgo de padecer la enfermedad a partir de los 15 años en una única dosis. La vacunación debe realizarse por lo menos un mes antes de que se realicen actividades rurales de riesgo a fin de asegurar la protección.

Desde que se comenzó a vacunar a la población en riesgo la incidencia de la enfermedad disminuyó significativamente. El INEVH comenzó a proveer a la población cantidades sostenidas de vacuna y se estableció el objetivo de abastecer a toda la población del área endémica, unas 5.000.000 de personas. Al presente, se han vacunado alrededor de 1.200.000 personas, o sea que aún quedan alrededor de 4 millones de personas del área endémica de FHA sin vacunar.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter