jueves 29 de octubre del 2020

   

Ahora

Según un informe de la UCA, casi el 60% de los hogares tiene menos ingresos por la cuarentena

 

Los dos meses de cuarentena y aislamiento social obligatorio pegan fuerte en la economía. Según un informe elaborado por la Universidad Católica Argentina (UCA), casi el 60 por ciento de los hogares del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tiene menos ingresos a raíz de las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno.

La UCA publicó el informe «Impacto social de las medidas de aislamiento obligatorio por covid-19 en el área metropolitana de Buenos Aires”, resultado de una encuesta telefónica a 500 hogares ubicados en la Ciudad Autónma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. El estudio señala que pese a las ayudas económicas dispuestas por el Gobierno para paliar la situación, el impacto de la cuarentena es muy fuerte.

“En el AMBA, el 38,8% de los hogares declaran que los ingresos familiares durante del mes de abril se redujeron hasta un 50%, mientras que para un 18,8% la reducción habría sido mayor al 50%”, detalla la UCA. Y agrega que “Sólo el 37,1% de los hogares manifiesta que los ingresos no habrían variado, a la vez que un 5,1% declaró haber incrementado los ingresos familiares en el contexto de cuarentena”.

“En el Conurbano Bonaerense, en los hogares pobres en 2019 o sin empleo registrado ni afiliación a la seguridad social y en aquellos con presencia de niños/as se incrementaron en mayor medida la proporción de hogares que habrían sufrido las reducciones más significativas en sus ingresos”, detalló el informe.

La UCA analiza el porcentaje de adultos con déficit de ingresos en el hogar. Se calcula, para una familia de dos adultos y dos niños, $26.000 de ingreso mensual para alcanzar una Canasta Básica Alimentaria en marzo.

El informe muestra que el año pasado el 86,5% no tenía déficit contra el 13,5% que sí lo tenía. Este año, el porcentaje que tiene déficit trepó al 29,4%. Es decir, un aumento de casi 16 puntos porcentuales.

Entre los hogares que no tenían déficit en 2019, uno de cada cuatro ahora sí lo tiene. Pero a la vez, entre quienes sí tenían déficit el año pasado, dos de cada cinco salieron de esa situación.

En otro apartado se analiza la inseguridad alimentaria de los hogares. Entre el año pasado y este aumentó del 18,3% al 19,9%. El crecimiento fue mayor entre quienes no eran pobres el año pasado y quienes residen en el conurbano bonaerense.

En esa línea, el análisis de la UCA se detuvo además sobre la asistencia brindada por el Estado desde el comienzo de la pandemia, La conclusión es que más de la mitad de los hogares relevados recibieron alguna clase de ayuda estatal.

“Las políticas sociales compensatorias estuvieron presentes en el contexto de aislamiento social y obligatorio a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), bonos extraordinarios a AUH, jubilados y Tarjeta Alimentar, así como mediante la entrega de viandas y bolsones de alimentos o el retiro de los mismos de comedores escolares o comunitarios. El 51,2% de hogares del AMBA recibió alguna de estas asistencias sociales en mayo de 2020”, registró el informe.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter