lunes 27 de febrero del 2017

   

Ahora

Sergio Burstein: “Todos estamos siendo escuchados. Esto es Macri”

 

Sergio Burstein, familiar de víctimas de AMIA, se refirió a las escuchas a Cristina Kirchner y Oscar Parrilli y el caso de las escuchas ilegales que lo afectaron personalmente y por el cual Mauricio Macri estuvo procesado durante 5 años, situación que se revirtió tras asumir como Presidente de la Nación.

En diálogo con Gustavo Sylveste por Radio 10, recordó cuando lo alertaron que el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, mandó a pinchar su teléfono. “Todo nos llevó a descubrir que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estaba implicado en una SIDE paralela”.

“Desde el inicio de este mandato, la inseguridad jurídica está totalmente afianzada en nuestro país y hoy vivimos todos bajo sospecha. Todos estamos siendo escuchados. Esto es Macri”, aseguró.

Sostuvo que desde el Gobierno y la Justicia se está aplicando con la ex presidenta la misma mecánica que se utilizó en las escuchas ilegales detectadas en el ámbito porteño, donde a su juicio se armaban causas judiciales para legalizar escuchas y tomar información privada para utilizarla luego contra las víctimas del hecho.

“Macri dijo ‘esta causa de encubrimiento que le inician a Fino Palacios es para perjudicarme a mí’. Hoy Fino Palacios está siendo juzgado por encubrir el atentado de la AMIA y el hoy Presidente decía que la causa era para perjudicarlo a él. Este bochorno hoy se repite”..

Y agregó: “En el contexto que se llevó adelante las escuchas en la que estuve involucrado y lo que ocurre hoy en día, a mi no me sorprende. Recuerdo la declaración de la ex cuñada de Mauricio Macri diciendo ´los Macri cuando tienen problemas con alguien mandan a pinchar el teléfono”.

Burstein subrayó que lo introducen en una causa por homicidio y por piratería del asfalto en Misiones. “¿Para que me lo hacen? Para que de esta manera, al igual que ahora, en una forma legal buscan escuchar las conversaciones que podría tener. Yo me comunicaba con Nisman, quien llevó adelante la investigación sobre el Fino Palacio por el encubrimiento del atentado a AMIA”.

“Querían escuchar a ver si tenía un amante, alguna cuestión personal para ensuciar, tener un archivo para ser utilizado en algún momento y desprestigiar para restar credibilidad. Esto es lo que se está haciendo hoy, y esto es Macri”.

En este sentido, Burstein apuntó contra el juez Sebastián Casanello, quien sobreseyó a Macri por las escuchas ilegales y calificó el acto como “vergonzoso”.

“Al otro día de asumir, Casanello lo desprocesa, pero lo curioso es que alega que él no tenía ninguna prueba de que sabía de las escuchas. Y la pregunta es: ¿A quién le interesaba pincharme el teléfono? ¿A Franco Macri que se hizo responsable de haber investigado al yerno?”.