lunes 16 de julio del 2018

   

Ahora

Sergio Maldonado cruzó a Macri tras el largo silencio del Presidente: “Después de 80 días llama hoy”

 

Crédito: ES Fotografía

El presidente Mauricio Macri habló poco y nada de Santiago Maldonado. Una vez, se vio obligado a responder cuando las cámaras de TV del programa Animales Sueltos lo sorprendieron en un ascensor. La otra porque Bono, el líder de la banda irlandesa U2, le preguntó por su desaparición. Estas y apenas algún comentario más fue lo único que dijo el mandatario. El resto fue todo silencio.

Quien si habló fue su candidata a diputada, Elisa Carrió, para sostener que Santiago se encontraba en Chile, sin presentar una sóla prueba. “Hay un 20% de posibilidades”, dijo. Lo que siguió ya es conocido: comparó el cuerpo con Walt Disney por las bajas temperaturas del río Chubut donde fue hallado.

Párrafo aparate mereció el papel que jugó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien siempre se ocupó de defender a la Gendarmería en plena investigación, siendo la fuerza la principal sospechada por los abogados de la familia Maldonado.

En las redes sociales, trolls macristas inundaron mensajes contra el joven artesano. Y los medios masivos dieron entidad a las más disparatadas teorías: que lo levantaron en un camión, que estuvo en una peluquería, que unos ancianos lo levantaron haciendo dedo.

Luego de 78 días, Prefectura encontró un cuerpo, a 300 metros río arriba del lugar donde Gendarmería reprimió a la comunidad mapuche. Santiago estaba con ellos. Los testigos narraron el operativo y lo denominaron como una “cacería”.

La falta de colaboración de la Justicia y de las autoridades del Gobierno hizo a la familia de Santiago que todo cueste el doble. Doble dolor, doble angustia, doble sufrimiento.

Con el cuerpo en la morgue, y luego de reconocerlo por sus tatuajes, Sergio habló con la prensa en la puerta de la dependencia judicial. Agotado. Aún sin poder hacer el duelo, confirmó que era Santiago.

Por la tarde, el minsitro de Justicia Germán Garavano, contó a los medios que se comunicó con los Maldonado, una manera de mostrarse cercano al dolor que estaban pasando. La familia no toleró el show oficial y respondió con dureza.

“Lo veo a él (por Garavano) y al presidente Macri diciendo que hablaron, cuando nunca se preocuparon por nosotros. (Macri) La llama a mi vieja dos días antes de las elecciones, es muy bajo, me dan asco. No puedo creer que usen las cosas políticamente con un cuerpo, me parece patético todo lo que hicieron”, se descargó Sergio en el programa conducido por Nelson Castro.

“Quiero desmentir lo que dijo Germán Garavano, porque no habló conmigo por teléfono”. “Me estuvo llamando (Garavano) y no lo atendí porque estoy muy triste y dolido. Solamente le respondí un mensaje”, aclaró Sergio y agregó: “Que salga a decir que habló conmingo… Es un mentiroso”. “Si habló conmigo, que muestre la grabación”.

Y agregó: “Son muy perversos. Hay un límite para todo”.

Sergio también se refirió al Presidente por su llamado a Estela, la madre de Santiago. “Me parece muy bajo estar en campaña política. Llamar a mi vieja de un numero privado, diciendo que se solidariza; agarrándola en un estado en el que no está para atender”.

“Yo tendría que estar haciendo un duelo, y tengo que estar pendiente porque no paran de tirar basura. Ellos lo hicieron político desde el primer momento, ensuciándonos”, continuó Maldonado.

Contó el hostigamiento del que fue blanco. “Estuvieron bombardeando desde todos los puntos del país, diciéndome que mi hermano era una “lacra”, “kirchnerista”, barbaridades surgidas de call centers. Por casualidad, (las agresiones) se cortaban a las 6 de la tarde, que disimulen un poco más, que por lo menos hagan horas extra para estar ensuciándonos y que sea más creíble”.

“Macri nunca se preocupó por nosotros y llama a mi vieja, es muy burdo. Me da asco”, finalizó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter