miércoles 16 de octubre del 2019

   

Ahora

Sigue la debacle: cerró una autopartista en La Matanza y despidió a sus 36 empleados

 

La debacle económica no tiene fin. Por la caída de las ventas, la autopartista Dino Mattioli SAIC cerró las puertas de su fábrica de Virrey del Pino, en La Matanza, y despidió a sus 36 empleados.

La compañía operaba desde hace 45 años. Tenía una planta de producción de 7.000 metros cuadrados en un predio de 20.000 metros en el kilómetro 40,5 de la Ruta Nacional N° 3. Allí, en 2015 llegó a tener 70 operarios para unas 60 máquinas operativas.

Producía repuestos para Ford, Toyota, Renault, Chevrolet, Chrysler, Citroen, Fiat, Honda, IKA, Mercedes Benz, Peugeot, Suzuki y Volskwagen, automotrices a las cuales también supo tenerlas de clientes.

El año pasado la empresa cayó en 2018 en concurso de acreedores, una instancia judicial que le podría haber permitido readecuar su actividad y evitar la quiebra, pero el salvataje no llegó nunca.

Daniel Ben, delegado de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en la planta, explicó que los problemas se agravaron cuando la firma cayó en concurso de acreedores. «A partir de ahí los dueños empezaron a atrasarse con los salarios, a lo que se sumó el no pago de aguinaldo, del plus vacacional, más los aumentos paritarios y el pago de la ropa de trabajo. Fuimos perdiendo beneficios y derechos por atrasos de la empresa», señaló Ben.

Tras recibir los telegramas de despidos, los operarios decidieron tomar la fábrica para asegurarse el pago de las indemnizaciones que les corresponden por ley.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter