jueves 23 de febrero del 2017

   

Ahora

Sociedades offshore: Franco Macri calificó el escándalo de los Panamá Papers de “payasada total”

 

El empresario y padre del presidente, Franco Macri, calificó de “payasada total” a la investigación periodística internacional denominada Panamá Papers por el cual está imputado el mandatario por sociedades offshore en paraísos fiscales.

“Los Panamá Papers son un absurdo total. Ese tema no se entiende; Mauricio no ha querido que yo me metiera. Cuando quise competir por obras en el Canal de Panamá con China, para poder cotizar y participar de cualquier licitación allí, necesitaba de una empresa panameña para presentar la oferta”, dijo Franco Macri en una extensa entrevista con el diario La Nación desde Punta del Este.

“¿Si las declaré? Estoy casi seguro que sí. Mis empresas seguían todas las normas. Cualquier irregularidad es imposible esconderla. Para mí los Panamá Papers son un tema político, una payasada superada por los hechos. En Brasil, seguramente, he tenido empresas offshore para poder presentar ofertas allí. Y eso no quiere decir que fuera a evadir nada”, agregó.

En cuanto a los hechos de corrupción, que recientemente salpican al titular de la AFI, Gustavo Arribas, Franco Macri afirmó que “nunca tuvimos gobernantes transparentes. Yo siempre he predicado de que solo participo en licitaciones públicas; nunca en adjudicaciones directas” y se quejó de los Panamá Papers a los que definió como “un absurdo total”.

Franco también se refirió a la relación entre su hijo y el Papa Francisco y cuestionó el rol político del sumo Pontífice: “Como Papa es incuestionable; pero como hombre y político no deja de ser falible. Ha tomado a veces caminos equivocados. Yo lo veía demasiado populista y se lo he dicho”.

Además, Franco Macri habló de Elisa Carrió, a la que tildó de “fantástica”. Manifestó sobre la diputada e integrante clave de Cambiemos.

“Es un faro para el país. No le importan los honores, ni ganar plata. ¿Dónde encontrás alguien así? Si estuviera en la ONU, sería Mandela. Ella va hacia su verdad, sin jamás claudicar. Después, tiene su estilo, que suma. Porque para admirar a alguien también tiene que ser un poco diferente. Si la estuviera en mi equipo y no se subordinara, acordaría entre ambos cuál es el resultado final que se busca. Al margen de lo que piense mi hijo, Lilita se ha equivocado poco y nada”.