martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

Torturas en Malvinas, una causa que la Justicia no quiere ver

 

A 34 años de la guerra de Malvinas, los ex combatientes siguen reclamando la identificación de las 123 tumbas que permanecen no identificadas en el cementerio de Darwin, así como también el avance en la Justicia de las causas por violaciones a los derechos humanos de los soldados por parte de sus superiores durante el conflicto bélico de 1982.

En diálogo con Télam, el titular de la Comisión Nacional de Ex Combatientes y miembro del centro de veteranos Islas Malvinas (CECIM) de La Plata, Ernesto Alonso, enumeró los temas pendientes y sumó a la lista la esperada sanción de una ley en el Congreso que establece un régimen especial de jubilación anticipada, que ya cuenta con media sanción de Diputados.

“El año que viene se cumplirán 10 años desde que se abrió una causa en la justicia federal de Río Grande por violaciones a los derechos humanos a los soldados argentinos por parte de oficiales y suboficiales, y tenemos la necesidad de que el Poder Judicial tome este reclamo y avance en el proceso de investigación”, dijo Alonso.

A partir de la desclasificación de archivos secretos de la guerra tales como documentos oficiales de las fuerzas armadas, un trabajo que comenzó a realizarse el año pasado, Alonso detalló que “existen pruebas irrefutables, donde queda demostrado que hubo un plan de ocultamiento de las denuncias al regreso de Malvinas y en los que se describen las graves violaciones cometidas durante la guerra”.

A través del Cecim La Plata, que es querellante en la causa, se solicitaron a la Justicia distintas medidas como llamados a indagatoria -que “todavía no han sucedido”, se lamenta Alonso-, y se recurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Lamentablemente el Poder Judicial no está a la altura de las circunstancias para lograr que en un un plazo perentorio se avance en este proceso”, según indicó.

La otra cuestión por la que vienen bregando los ex combatientes es la identificación de las 123 tumbas que figuran como NN en el cementerio de Darwin en las islas, proceso para el cual 80 familias ya han dado su consentimiento y aportaron material genético para avanzar en la identificación de los cuerpos.

A pedido del gobierno de Cristina Kirchner, tanto la Cruz Roja Internacional como el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) se involucraron en el proceso, que viene demorado por trabas burocráticas del gobierno británico y las autoridades de las islas.

“Malvinas fue parte de la dictadura. Tras la guerra, los militares no se hicieron cargo ni siquiera de los muertos. Esta situación continúa después de 34 años. Hay familias enteras que todavía no han resuelto el duelo y necesitan saber cuál fue el destino final de sus seres queridos”, señaló el titular de la comisión de ex combatientes.

Desde el Cecim de La Plata, se enviaron la semana pasada notas a la Cancillería, el Ministerio de Justicia y la justicia federal para que les informe cuáles son los avances que se registraron en el tema.

Por último, los ex combatientes esperan la sanción de un proyecto de ley, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados desde octubre del año pasado, para que se establezca un régimen previsional optativo y excepcional para los veteranos que hubieren participado en las acciones bélicas en las islas y los civiles que se encontraban cumpliendo funciones de servicio.

La iniciativa, que establece que la reparación no podrá ser menor al monto de dos jubilaciones mínimas y que la edad mínima requerida para acceder al beneficio es de 53 años, “beneficiará a unos 4 mil ex combatientes que aportan a la Anses y equipararía el beneficio al ya existente en casi todas las provincias”, según explicó Alonso.