viernes 20 de octubre del 2017

   

Ahora

Trabajador de SanCor en Centeno: “Los últimos años tuvimos un estilo de vida digno, ahora es desesperante”

  • MISA Y MARCHA. Planta de Sancor en Centeno.

A cuatro meses del cierre de cuatro plantas de SanCor, la situación sigue siendo “desesperante”. En la localidad santafecina de Centeno, los trabajadores aseguran que continúan con la “incertidumbre” por el cierre de la fábrica.

“Seguimos con la incertidumbre y la problemática de no saber lo qué va a suceder”, lamentó Claudio Ordoñez, trabajador de Sancor Centeno.

“Uno nunca pensó que nos iba a tocar. Veníamos trabajando de forma normal los últimos años con un estilo de vida aceptable y digno, donde los compañeros tenían la posibilidad de comprar o cambiar un auto, o meterse en un plan ProCrear. Y de un momento a otro nos encontramos encerrados con este problema como si fuéramos los responsables“, continuó.

“Lamentablemente estamos con esta situación. Es desesperante”, agregó Ordoñez en diálogo con LU14.

Aseguró que “si tenemos la suerte de que esta planta se venda, como se está hablando, Sancor regularizaría los aportes atrasados y empezaríamos una nueva etapa en nuestra vida laboral”.

La firma La Tarantela es una de las interesadas en quedarse con SanCor Centeno. Se trata de una fábrica de la localidad bonaerense de Navarro que produce quesos que distribuye en el Conurbano y en la ciudad de Mar del Plata. Si bien las negociaciones avanzan, aún no hay acuerdo.

En Centeno, un pueblo santafecino de poco más de 3.000 habitantes, se paralizó todo. Allí la empresa es el motor de la localidad. “Desde el 7 de marzo estamos en Centeno con SanCor parada y no se acercó ningun directivo de la empresa”, contó Ordoñez.

SanCor, la segunda empresa láctea más grande del país, suspendió el trabajo en las plantas ubicadas en Brinkmann, Charlone, Moldes y Centeno. La producción de lácteos cayó un 10% el año pasado y en lo que va de 2017 se derrumbó hasta un 20%.