viernes 22 de marzo del 2019

   

Ahora

Tras 80 años, cerró la librería “Clásica y Moderna”

 

Un ícono de la cultura porteña cerró sus puertas. Se trata de la librería “Clásica y Moderna” que funcionaba desde hace 80 años y que supo reunir a escritores como Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, Arturo Jauretche y Alejandra Pizarnik, entre muchos “otros” ilustres.

Clásica y Moderna había sido fundada por Francisco Poblet en 1938, desde entonces su local de la Avenida Callao al 800 se convirtió en un lugar obligado para los amantes de la literatura y las letras. Escritores, artistas, periodistas e intelectuales poblaron sus rincones durante décadas y la llevaron a ser declarada por la Legislatura porteña de “Interés Cultural”.

Pero a pesar de su rica historia, la librería y café (donde también se realizaban encuentros musicales) no pudo evitar su desalojo. Por la caída de las ventas, sus dueños no pudieron cancelar una deuda de alquiler de varios meses y esta mañana tuvieron que bajar la persiana.

Además del motivo económico, también pesó en la ecuación la muerte en 2017 de “Natu” Poblet (nieta del fundador de la librería) y quien la había transformado en un emblema de la cultura porteña.

Fernando Monod, cuñado de Natu, y quien hasta hoy estaba al frente del espacio, le contó a Infobae la difícil situación que atravesaba Clásica y Moderna. “Me hice cargo de la librería el año pasado, debido a la enfermedad de mi hermano, y en diciembre nos enteramos de esta deuda y buscamos diferentes maneras de llegar a una solución que, al día de hoy, no encontramos”, explicó.

Si bien intentaron alternativas para evitar el desalojo, no pudieron evitarlo. “Ofrecimos propiedades para pagar la deuda, pero el desalojo ya estaba avanzado. Además, todo sucede en el mes de feria judicial, por lo que en ese sentido no pudimos hacer nada”, agregó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter