jueves 29 de octubre del 2020

   

Ahora

Trotta: «No hay datos epidemiológicos para autorizar clases presenciales en la Ciudad»

 

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró hoy que todavía «no hay datos epidemiológicos» para autorizar el regreso a las clases presenciales de 6.500 alumnos porteños que perdieron contacto con la escuela.

Luego de la reunión de ayer con su par de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, y los ministros de Salud de Nación, Ginés González García, y el porteño Fernán Quirós, Trotta dijo hoy que todavía no tienen «datos objetivos epidemiológicos que den un marco de tranquilidad a los estudiantes, a los docentes y a la familia; que las decisiones que se están tomando no son apresuradas».

Según Trotta, hace tres meses se acordó un protocolo, que también aprobó el Gobierno porteño, que dice que para promover el regreso a actividades escolares «tiene que haber nulo o muy bajo nivel de contagio».

Y en ese sentido apuntó que el ministro Quirós, asegura que «ese escenario es imposible en la Ciudad, que hay que generar otro indicador», entonces «nosotros le planteamos que generemos el indicador objetivo para llevar tranquilidad a toda la comunidad educativa».

«Parte de lo que le planteamos a Quirós, que tiene una mirada muy positiva en cuanto a la posibilidad del regreso a las actividades en la Ciudad, es que su equipo epidemiológico se junte con el de Nación y establezcan datos e indicadores objetivos para tranquilidad de todo los equipos porque el nuestro está planteando que todavía no están dadas las circunstancias epidemiológicas en esta Ciudad».

Y, agregó: «Nosotros pedimos que individualizaran a los estudiantes porque queremos colaborar, van seis meses y todavía quedan 5000 chicos por visitar en su hogares».

«Estamos planteando la posibilidad de acompañarlos con promotores de la Universidad de Buenos Aires para agilizar la marcha y ya tenemos listas 6.500 computadoras» y aunque la conectividad no resuelve el problema de fondo, «es una herramienta que ayuda a restablecer la institucionalización del vínculo escolar», profundizó el ministro.

Y consideró que «hay que lograr que el Estado, que la escuela, que los promotores sociales, que el Ministerio de Desarrollo Social, vayan a esos hogares y que se acelere la marcha porque no se puede perder más tiempo».

Sobre la reunión de ayer, Trotta aseguró que la discusión no fue «vuelta a la escuela o no» sino cuál debe ser el despliegue que tiene que llevar adelante el Gobierno de la Ciudad para dar una respuesta a los 6.500 estudiantes que no han tenido contacto con la escuela en estos meses. «Diferimos en la necesidad o no de exponer a los chicos», dijo.

Trotta aseveró que lo se empezó a debatir es «la construcción de indicadores objetivos para poder tener la claridad de cuándo se pueden dar ciertos pasos».

En diálogo con Radio La Red, el funcionario, remarcó que «la vuelta a clase no es el verdadero debate con la Ciudad, lo que estamos planteando es el mejor camino para restablecer el vínculo con esos chicos, nosotros decimos que el Estado vaya a esos hogares», enfatizó Trotta.

Por otra parte, remarcó «soy un promotor del regreso a clases» pero recordó que en cinco provincias argentinas que retomaron con clases presenciales, en tres de ellas hubo que retroceder porque se modificó la realidad epidemiológica.

El ministro, detalló que en la ciudad de Buenos Aires sigue habiendo 1.000 casos por día en la última semana, «sigue estando entre las jurisdicciones con más alto nivel de contagio».

Y agregó que «ningún otro distrito en las circunstancias que está la Ciudad, o inclusive en algunas instancias mejores en el campo epidemiológico, está promoviendo el regreso a las aulas».

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter