miércoles 29 de marzo del 2017

   

Ahora

Trump retira a EE.UU. del TPP, el Acuerdo Transpacífico que Macri busca integrar

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó el lunes la orden de retirar a su país del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, en inglés), en uno de sus primeros actos de gobierno orientado a modificar la política comercial de su país.

“Una gran cosa para los trabajadores estadounidenses”, dijo Trump al firmar la decisión ejecutiva mediante la cual retiró a su país del acuerdo comercial.

El TPP, uno de los pilares de la globalización, fue negociado por el gobierno del ex presidente Barack Obama, que hizo de ese acuerdo una de sus prioridades en materia comercial y dentro de su estrategia para profundizar los lazos con la región de Asia-Pacífico.

Trump firmará  también otra orden ejecutiva para iniciar la renegociación del NAFTA con México y Canadá.

El Acuerdo Transpacífico es un tratado de libre comercio entre 12 países: Estados Unidos, Japón, Vietnam, Malasia, Singapur, Brunei, Australia, Nueva Zelandia, Canadá, México, Perú y Chile.

Dicho bloque crea una zona de libre comercio entre los países miembros reduciendo tarifas e impuestos en importaciones.

A mediados de mayo del año pasado, el secretario de Comercio, Miguel Braun, aseguró en una charla en el Atlantic Council en Washington que “el país, a largo plazo, ingresará en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP)”.

“Estamos esperanzados en formar parte del Acuerdo tarde o temprano. Obviamente va a tomar tiempo”, dijo y recordó que Macri quiere abrirse a “socios estratégicos” como los Estados Unidos con iniciativas como el TPP.

Antes de llegar a la Casa Blanca, Trump había dicho que el TPP era “un desastre potencial para el país”, argumentando que dañaría al sector manufacturero.

Trump confirmó además su intención de iniciar la renegociación del NAFTA con su par mexicano, Enrique Peña Nieto, al que recibirá el 31 de enero, y con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con quien también prevé reunirse pronto.

Trump está decidido a cumplir con su plan de modificar los términos del acuerdo trilateral y de reforzar la frontera con un muro, que, según dice, le hará pagar a México a través de un impuesto o un reembolso.

Su semana, centrada en “empleos y seguridad nacional”, arrancó con un encuentro informal con “altos ejecutivos” y líderes empresariales donde dijo que si sus empresas se quedan en Estados Unidos, “cortará impuestos masivamente”.

Más tarde, tendrá una reunión similar con líderes sindicales y trabajadores y con congresistas para revisar y conseguir los votos para flexibilizar el sistema sanitario del país, conocido como el Obamacare.