martes 12 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Testigo compromete al Gobierno por el asesinato de Rafael Nahuel

 

Un testigo del violento operativo de las fuerzas de seguridad que culminó con la muerte de Rafael Nahuel desmintió la versión oficial del Gobierno de un enfrentamiento con la comunidad mapuche y aseguró que fue “una cacería” con agentes de la policía “fuera de si disparando a mansalva”.

El hombre, identificado como Pablo, se dedica al turismo desde hace más de 20 años en la ciudad patagónica de Bariloche. El día de la represión, volvía de una excursión desde el Bolsón con un grupo de chicos. La Policía provincial los detuvo en la ruta y, desde esa posición, pudo observar el violento accionar que los atemorizó.

“Vimos delante nuestro corridas justo en la recta donde está el muelle del Lago Mascardi. Era el Grupo Albatros vestidos como para un choque”, describió en diálogo con Gustavo Sylvestre por Radio 10.

“Empezaron a disparar delante nuestro hacia la zona del bosque. Justo en el medio de la ruta se pararon y empezaron a disparar hacia arriba. Nosotros estábamos con chicos que volvían de la excursión. No creíamos lo que veíamos. Era preocupante y buscamos contenerlos”.

Pablo reveló que “había una formación de unos 10 a 12 policías, con escudos, y otros detrás que disparaban. No vi un enfrentamiento, era una especie de cacería”.

Foto: @MartinezMarxelo

Foto: @MartinezMarxelo

Foto: @MartinezMarxelo

Foto: @MartinezMarxelo

“Para describirlo, es como ver una cacería como cuando se sale a cazar un jabalí. En este caso, de abajo estaban los disparos y de arriba los gritos que pedían dejar de tirar que había chicos y estaban matando gente”, añadió Pablo.

La escena era dramática y el testigo de la represión aseguró que vio a las fuerzas de seguridad “totalmente fuera de sí tirando a mansalva hacia arriba”.

A su vez, desmintió que los pueblos originarios de la zona formen parte de una guerrilla armada o formen parte de la RAM, como intentó instalar el Gobierno en la opinión pública. “Para describirlo simple, en ese momento vimos cómo bajaron dos paisanos, como la gente de campo que conoce uno acá en la Patagonia, con un muchacho que supongo que era Rafael y después nos enteramos que había fallecido”.

“En ese momento lo dejaron ahí y a los otros los esposaron creo que con precintos porque fue algo bastante violento. Cruzaron las ambulancias y se los llevaron”, añadió.

En este sentido, volvió a señalar que “eran paisanos que conviven con nosotros en cualquier parte del Parque Nacional, gente a los que seguramente les compramos un cordero para navidad para celebrar como buenos cristianos las fiestas. Y mientras tanto, no nos mueve un pelo que los estén matando. Espero que se entienda lo que quiero transmitir”.

“Viven de sus gallinas, de la cría chivos y corderos; algunos cortan árboles para venderlo como leña. Gente común y corriente de las que todos los días nos cruzamos en esta zona. No he visto grupos armados, ni grupos terroristas“, finalizó.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter