miércoles 18 de septiembre del 2019

   

Ahora

Un inspector del Incaa denuncia que «se está yendo en contra del cine nacional»

 

A través de un video que publicado en Youtube, un inspector del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) denuncia que hace meses no pueden hacer su trabajo con normalidad y proteger al cine nacional. «Se ha roto con la cadena para cuidar a las películas argentinas», dijo.

«No se qué hay detrás de esto, ni qué negociado hay con las cadenas internacionales, que además son productoras de películas y les conviene pasar las suyas, pero se está yendo en contra del cine nacional y se liberó el mercado», explicó Diego Rodríguez, un inspector del Incaa que días atrás fue desplazado de su cargo, a Diario Pulse..

En este sentido, detalló que hoy «nadie está cuidando el capital» de la industria audiovisual argentina porque no se están haciendo los controles que debieran. «Nosotros somos trabajadores y dependemos de las órdenes que nos dan y nadie nos está enviando al interior. Sólo estamos fiscalizando el 30 por ciento de las salas (las de Capital y el GBA)», dijo.

Tanto él como sus compañeros del instituto deben velar porque en las salas de cine se cumpla con la cuota de pantalla para las películas argentinas prevista por ley, como así también que estén los banners y que se emitan los trailers y publicidades de futuros estrenos de filmes nacionales.

Además, deben comprobar que se entreguen entradas oficiales en las boleterías para de esta manera tener un estricto control de la cantidad de tickets vendidos por las cadenas y destinar el porcentaje (previsto por ley) para, a través del Incaa, subsidiar a la producción local.

Nada de esto está ocurriendo con normalidad. «De 23 distritos que tiene la nación, nosotros solo estamos verificando y controlando Capital Federal y el Gran Buenos Aires», denuncia.

«Se ha roto con la cadena de cuidar al cine argentino y la industria audiovisual en todos los otros distritos del país: en Córdoba, Rosario, Paraná, Mendoza, lugares con gran cantidad de espectadores nosotros, no estamos pudiendo verificar si las entradas que están vendiendo son oficiales, si las películas están siendo cuidadas. No estamos pudiendo ver nada», sostuvo.

Al mismo tiempo, reveló que tanto él como sus compañeros están siendo «presionados» para que «no» digan «nada» ni den a conocer lo que está ocurriendo. El propio Rodríguez fue desplazado de su puesto por difundir la situación: «El viernes 4 de enero me comunicaron que no pertenezco más a la planta de inspectores, me han corrido por hablar internamente con mis compañeros que hace cinco meses se liberó el interior del país». Ahora fue reubicado en otro puesto.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter